Santa Rosalía: un oasis frente al Mar de Cortés para gozar en Baja California Sur

Santa Rosalía: un oasis frente al Mar de Cortés para gozar en Baja California Sur

¿Sabías que Santa Rosalía fue la segunda población de México en tener electricidad? ¡Aquí te contamos cuáles son sus atractivos!

Hermosos paisajes, atractivos naturales y mucha relajación te esperan en Santa Rosalía, una pequeña ciudad de Baja California Sur ubicada justo enfrente del Mar de Cortés. Su historia se remonta al año 1705, cuando el jesuita Juan María Basaldúa instaló la Misión de Santa Rosalía de Mulegé, una población a 60 kilómetros de distancia de la cual puedes conocer todos los atractivos en esta nota.

Durante casi 100 años, la compañía francesa El Boleo que tenía como principal actividad económica la explotación del cobre, aprovechó las riquezas minerales que se encontraban entre Santa Rosalía y Mulegé, además de encargarse de construir casas, iglesias y escuelas de estilo francés, dejando una tradición de herencia afrancesada en el poblado. Además de esto, es considerada la segunda población de México en tener electricidad después de Ciudad de México, aunque no era específicamente para las calles o alumbrado público, sino para hacer funcionar las ​​bombas de acueductos de agua potable.


Rodeada del fantástico desierto de Baja California Sur y situada justo frente al Mar de Cortés, hay lugares que no te puedes perder en Santa Rosalía. En primer lugar está el Museo Histórico de Santa Rosalía, un lugar que profundiza en el pasado minero de la entidad y exhibe mobiliario, equipo y piezas de inicios del siglo pasado en un edificio de la época. Después puedes darte una vuelta por el Palacio y Archivo Municipal, lugar que antiguamente ocupaban las oficinas administrativas de El Boleo.

Si buscas un alojamiento muy especial puedes ir al Hotel Francés, considerado como el hotel más antiguo de las Baja Californias y que después de estar en completo abandono, fue restaurado y abrió sus puertas para el turismo. El otro punto imprescindible es la Iglesia de Santa Bárbara, un edificio prefabricado que se trajo desde Bruselas diseñada por Gustave Eiffel en 1884, y sí, no es una coincidencia, es el mismo ingeniero que se encargó de construir la Torre Eiffel en París, además del Palacio de Hierro en Orizaba.

Hablando de los atractivos naturales, sumando las playas y el malecón de Santa Rosalía, a unos 30 kilómetros en automóvil está una pequeña localidad llamada San Bruno de la que parten lanchas para ir a la Isla San Marcos, sitio que cuenta con minas de yeso y bancos de arrecife ideal para conocer si eres amante del buceo, el esnórquel y otras actividades acuáticas. La otra opción es conducir 30 kilómetros hacia el norte para llegar al eje volcánico Tres Vírgenes, un espléndido lugar para hacer senderismo y fotografía de naturaleza.

Foto de Comisión Mexicana de Filmaciones, trabajo propio en Wikipedia
Y aunque Santa Rosalía no tiene grandes resorts y gigantescos hoteles como otros lugares de Baja California Sur, es una excelente opción para hacer una parada si recorres la Carretera Transpeninsular, ruta que conecta Tijuana con Cabo San Lucas.

Turismo