REGRESA AL TEATRO DE LA CIUDAD ESPERANZA IRIS LA GRAN PROPUESTA DE LA DRAMATURGIA ESPAÑOLA JUGUETES ROTOS

REGRESA AL TEATRO DE LA CIUDAD ESPERANZA IRIS LA GRAN PROPUESTA DE LA DRAMATURGIA ESPAÑOLA JUGUETES ROTOS

Con su elenco original, que le dio premios en todos los rubros del teatro español entre 2018 y 2019, volverá a México y al Teatro de la Ciudad Esperanza Iris la puesta en escena Juguetes rotos, obra escrita y dirigida por Carolina Román, con las actuaciones de los populares actores españoles Nacho Guerreros y Kike Guaza.

 

Considerada un hito y un ícono de la dramaturgia contemporánea de la península ibérica, Juguetes rotos se escenificará como parte de la sexta edición del ciclo Entre lenchas, vestidas y musculocas, los días sábado 11 y domingo 12 de junio a las 19:00 y 18:00 horas, respectivamente, en el recinto de la Dirección del Sistema de Teatros de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

 

La puesta llegó a México en 2021 invitada para presentarse en el Festival Internacional Cervantino (FIC) y en el teatro capitalino ubicado en la calle de Donceles 36, Centro Histórico. Su éxito fue rotundo. Dada la temática que aborda, su presencia en la sexta edición del ciclo dedicado a reivindicar a la comunidad LGBTTTIQ+ en México se consideró imprescindible.

 

Juguetes rotos es, sin duda, una puesta en escena fuerte y sin concesiones que propone una reflexión colectiva acerca de la identidad sexual, centrada particularmente en el contexto de las décadas de los años sesenta y setenta del siglo XX –como contrapunto a la actualidad–, un período de cambios que redefinió lo que los cánones sociales señalaban como “normal”.

 

Pero también es “una historia de (in)compresión, de (auto)aceptación y de vida, un trabajo de intensidad milimétrica, emocionante, duro, con sensibilidad, pero sin sensiblerías, con ánimo reivindicativo, pero no panfletario”, como ha dicho la crítica especializada.

 

El contexto histórico es claro: en la época del dictador español Francisco Franco expresiones de diversidad sexual eran consideradas por el régimen como “perversiones del comportamiento” y estaban fuertemente prohibidas.

 

¿Dónde quedaron aquellas personas que no pudieron asumir su verdadera sexualidad reprimida por una España franquista?, ¿qué pasó con los que no tenían cabida en el mundo del espectáculo?, ¿era su destino represión, muerte y olvido?

 

“A mí me interesa contar esta otra parte de la historia”, señala la autora y directora de la obra Carolina Román, quien se refiere al personaje principal de la historia: “A Mario, una llamada le cambió la vida para siempre. A partir de ahí, algunas pinceladas en blanco y negro cuentan sobre su identidad sexual y de género truncas, como la de tantos otros”.

 

Juguetes rotos está construida sobre dos pilares: el trabajo de Nacho Guerreros, que casi sin abandonar el escenario durante toda la función presenta “la transformación progresiva de Mario, con sus dudas y sus anhelos”, y el de Kike Guaza, que compone diferentes personajes “en el entorno de la nueva protagonista”. Entre ambos tejen y destejen breves episodios en una vida de ficción que se nutre también de historias y relatos de varias personas reales.

 

Carolina Román explica: “Me adentré en el mundo trans con la ayuda del Equipo Centro de Madrid, donde me formé como terapeuta gestáltica. Contacté con Maite (antes Juan) y de su mano transité una montaña rusa de emociones: su niñez afectada por el bullying, la toma de conciencia del deseo de ser mujer, la transformación total para poder salir al mundo y enfrentarse con los muros reales”.

 

Sin embargo, asevera la autora, el argumento no es su biografía: “Preferí traer a la palestra otras voces pertenecientes a otras épocas en donde era aún más difícil asumirse, mostrarse, ser”. Durante este proceso apareció la pregunta: ¿dónde quedaron aquellas personas que no pudieron asumir su verdadera sexualidad reprimida por una España franquista y negra?

 

Quizá en un acto de justicia, la autora decidió que en la obra “la protagonista saliera ‘empoderada’ hacia la luz, y segura de ser quien es. Para ello fueron de gran utilidad una serie de los foros (realizados) con padres de hijos transexuales, para entender que aún hay mucho por hacer como sociedad, para darle cabida a este mundo ‘no binario’. Ellos abrieron ante mí un mundo, un viaje que me colocó frente a mis propios límites”.

 

Es por ello que, considera la autora, Juguetes rotos es principalmente “una lanza a favor de lo diferente”. Desde su estreno en España, la artista invitó al público de su país “a reflexionar juntos en qué cosas hemos avanzado y en qué hemos retrocedido”.

 

Carolina Román es dramaturga, actriz y directora argentina-española. Nació en Formosa (Argentina) en 1972, pasó sus años de formación en Buenos Aires, pero vive en Madrid desde hace más de 10 años. La revista Godot la ha incluido en su “G21” de los principales dramaturgos contemporáneos en lengua española en su país.

 

En la propuesta participan, además, Alessio Meloni en el diseño de escenografía, David Picazo en el diseño de iluminación, Nelson Dante en el diseño sonoro, Cristina Rodríguez en el diseño de vestuario y Olga Margallo como asistente de dirección.

 

Juguetes rotos se escenificará el sábado 11 de junio a las 19:00 y el domingo 12 a las 18:00 horas, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris (Donceles 36, Centro Histórico, Metro Allende), con los cuidados sanitarios necesarios: uso permanente de cubre-bocas y de gel anti-bacterial por parte del personal del teatro como de los espectadores.

 

Admisión: Luneta, Primer Piso Central y Primer Piso Lateral, $500, y Anfiteatro y Galería, $400. Los boletos se pueden adquirir en la taquilla del teatro y en las plataformas digitales de Ticketmaster.

 

Para conocer la programación de la Dirección del Sistema de Teatros de la Ciudad de México visite las redes sociales: Facebook @TeatrosCdMexico, Twitter @TeatrosCdMexico e Instagram @teatroscdmexico.

Cultura