Pahuatlán: bellezas naturales y el hogar del papel amate en Puebla

Pahuatlán: bellezas naturales y el hogar del papel amate en Puebla

¡Puente colgante, cascadas, senderos y el lugar donde se produce el papel amate!

Pahuatlán, uno de los Pueblos Mágicos poblanos cobijados por la Sierra Madre Oriental, se encuentra ubicado al norte del estado y es una de las entidades claves para conocer más a fondo la cultura otomí. El pueblo como tal fue fundado en 1532 por los frailes agustinos, pero su historia se remonta mucho tiempo atrás en la época prehispánica. De hecho su nombre proviene del náhuatl y significa “lugar de los frutos”.

Agendar tu visita al pueblo es ir en un viaje por el tiempo gracias a que mucha de su población nahua conserva costumbres, formas de vida y tradiciones arraigadas desde la época precolombina, como la fabricación artesanal de papel amate. Rodeado de cuencas, montañas y barrancas, Pahuatlán es la entrada al Totonacapan, una región milenaria que también comprende Veracruz donde se gestó y floreció la cultura totonaca, siendo uno de sus grandes símbolos la Danza de los Voladores. ¡Aquí te contamos los grandes atractivos turísticos que debes ver y gozar en tu próximo viaje!

Esta región es reconocida por las tierras fértiles y el excelente clima para cultivar algunos frutos y granos como el café, aunque también destaca la producción de aguacate. Adicional a la Danza de los Voladores como una de los grandes tradiciones, en el pueblo hay distintos brujos y se impulsa la medicina hecha a base de distintas plantas medicinales para curar males, hacer limpias y como cuentan algunos pobladores, sanar el espíritu.

En la Plaza Principal, el corazón del Pueblo Mágico, podrás disfrutar los fines de semana el espectáculo de los voladores, además de conocer su muy bonito quiosco, la arquitectura que rodea sus calles y visitar la Parroquia del Señor Santiago, edificio religioso construido por mandato de los frailes entrando el siglo XVI. Ir en el mes de noviembre resulta una excelente idea ya que aquí es el escenario para el Encuentro Nacional de Voladores, una ceremonia donde vienen expertos desde Papantla y Cuetzalan.
Visitar Pahuatlán es sinónimo de aventura y expedición. Al estar arropado por la sierra poblana, en los alrededores hay diversas actividades ecoturísticas donde destaca el Puente Colgante Miguel Hidalgo, que se encuentra muy cerca caminando desde el centro y que atraviesa el río Pahuatitla. Hecho de madera y lazo, sirve como conexión con Xolotla, una comunidad nahua que también preserva sus raíces y modo de vida prehispánico. Si lo tuyo son las largas caminatas o llevas tu bicicleta de montaña para recorrer los largos senderos de la sierra, pide las instrucciones para tomar camino para el Mirador de Ahila, un lugar privilegiado para admirar Pahuatlán a la distancia.

Como ya te contamos, este Pueblo Mágico poblano preserva con mucha importancia sus tradiciones y la comunidad de San Pablito es la muestra perfecta de ello. Aquí los herederos de la cultura otomí siguen produciendo papel amate de forma artesanal, cuidando cada detalle, mismo que sirve a brujos de la zona para rituales y ceremonias. El material se obtiene después de procesar la corteza del jonote, que suele ser blanda y fibrosa, a partir de la cual se crean también diversos productos como lámparas y cuadros. Al encontrarte en tierras cafetaleras, en los alrededores encontrarás varias haciendas donde se pueden hacer catas y comprar el grano directamente con los productores, o si así lo prefieres, en el centro de la entidad hay varias cafeterías que hacen gala del producto interno con deliciosas y aromáticas bebidas.

Después de caminar por frondosos senderos, visitar haciendas cafetaleras y recorrer las pintorescas calles del pueblo, ¡nos merecemos una buena comida! La gastronomía de Pahuatlán se basa en ingredientes prehispánicos, por lo que podrás degustar unos ricos e inusuales tamales de cacahuate, acamayas guisadas y en temporada de lluvias las chicales, una especie de hormiga que es añadida en salsa o se ofrece como botana frita acompañada de chiltepín. Si no quieres arriesgarte tanto, no faltarán platillos como el mole poblano, los tacos de cecina ahumada, el chicharrón y las quesadillas de flor de calabaza y hongos, todo acompañado de pahuas, los gigantescos aguacates que se producen aquí. En el Mercado Municipal y las distintas fondas tendrás la oportunidad de disfrutar de este festín.

¿Ya te animaste a emprender la aventura para conocer otro Pueblo Mágico? ¡Pahuatlán es conocer hermosos rincones naturales y las tradiciones de la cultura otomí! No te vayas a casa sin un vino de frutas hecho a base de aguardiente, ¡de piña, café o acachul, una fruta silvestre que solo se da en las zonas frías y boscosa de la sierra!

Principal Turismo