Los analistas tecnológicos están divididos ante la oferta de Elon Musk para comprar Twitter

Los analistas tecnológicos están divididos ante la oferta de Elon Musk para comprar Twitter

Pregunte a diez expertos en tecnología sobre el futuro de Twitter en este momento y es probable que escuche al menos cinco respuestas diferentes.

Algunos descartan la oferta de Elon Musk de US$ 54,20 por acción para llevar la empresa a la bolsa. Otros se lo toman muy en serio y predicen que Musk se impondrá. Otros, en cambio, se muestran expectantes mientras observan desde lejos.

«Bueno, esto podría ser entretenido», opinó el consejo editorial de The Wall Street Journal este jueves por la noche.

Cuando le planteé la pregunta sobre el futuro de Twitter a mi compañero de CNN+, Scott Galloway, dijo: «No creo que sea una oferta seria y el mercado no cree que sea una oferta seria», señalando que las acciones cerraron este jueves con una baja del 1,7% . Galloway calificó el movimiento de Musk de «falsa bandera». Dijo que «el mercado ha interpretado esto, y creo que correctamente, como ‘estoy a punto de vender mis acciones’, y como resultado,» el precio de las acciones cayó.

Otros analistas se mostraron igualmente escépticos. Pero Michael Nathanson, de MoffettNathanson, dijo que instaría a Twitter a «tomar esta oferta y correr», citando los muchos desafíos comerciales de la empresa. Y el periodista financiero y ex banquero William D. Cohan dijo que las opiniones contrarias a la oferta de Musk eran todas erróneas: Twitter «está frito», escribió para Puck.

«El trabajo de la junta directiva de Twitter será hacer lo que pueda —que no es mucho— para llegar al mejor acuerdo posible con Musk. Y lo hará. Y Twitter se venderá a Elon Musk. Así es como funciona el mundo. Su precio es justo y no habrá un mejor postor. Eso es a menos que Musk se escame, y se vaya, lo cual es conocido por hacer».

En el escenario de la Conferencia TED este jueves, Musk enmarcó su oferta para comprar Twitter en los mismos términos «civilizatorios» que describe la misión de Tesla: «Esta no es una forma de hacer dinero …. tener una plataforma pública que sea de máxima confianza y ampliamente inclusiva es extremadamente importante para el futuro de la civilización».

He aquí dos apuntes tras escuchar sus declaraciones:

> Musk dijo que quiere que Twitter abra su algoritmo para que los usuarios puedan ver cuándo (e implícitamente, por qué) la plataforma toma medidas sobre su contenido. Pero no está claro hasta qué punto esto podría lograrse, dado que aún dependería de la compañía implementar realmente cualquier cambio que la gente sugiera, suponiendo (y eso es un gran «si») que sea posible para la persona promedio desentrañar realmente cómo funciona el algoritmo…

> Es sorprendente lo poco que Musk parece haber pensado en los casos difíciles sobre el discurso. Sus sugerencias consisten básicamente en 1) no promover los tuits controvertidos y 2) utilizar más las suspensiones temporales, que son ajustes de grado, no un cambio «civilizatorio». Hay legiones de académicos y defensores y abogados que son expertos en las complejidades de la expresión y la moderación de la expresión, y Musk está rizando el rizo como si estuviera participando en estas hipótesis por primera vez y cae en la evasión: «No estoy diciendo que tengamos todas las respuestas». En cambio, Musk preferiría que todos los casos difíciles se resolvieran aplicando la rúbrica fácil de «¿alguien odia este discurso? Entonces debe ser libre». Lo cual es una enorme simplificación de las realidades del discurso…

«Los conservadores abrazan a Elon Musk como su salvador en Twitter»
Ese es el titular de esta historia de Politico, que refleja perfectamente la cobertura de los medios de comunicación de la derecha en este momento. Cuando eché un vistazo a «The Five» de Fox, la pancarta tomaba el punto de vista de Musk como un hecho, diciendo «MUSK TRATANDO DE SALVAR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN CON LA OFERTA DE TWITTER». Más tarde, Tucker Carlson comentó al aire: «¿Es triste que todos estemos desesperados por que Elon Musk nos salve? Sí, lo es. ¿Pero quién más va a salvarnos? Nadie, a estas alturas». Para ver una instantánea del pensamiento de la derecha sobre este asunto, consulte esta columna de Elle Reynolds en The Federalist…

Más opiniones
— Para los suscriptores de The Information, Jessica Toonkel y Martin Peers detallan las personas que deciden el destino de Twitter: Es «probable que lo determine un pequeño círculo de personas», entre ellas el príncipe saudí Alwaleed bin Talal y el jefe de Silver Lake, Egon Durban… (The Information)

— Kara Swisher dice que «es difícil saber qué hará alguien como Musk en cualquier momento». (NYT)

Ciencia y Tecnología Principal