En una mañanera para entregar el control, el presidente presenta a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social como la única encargada de operar y vigilar las elecciones sindicales en el país; además, informó que para el caso de PEMEX, los comicios para elegir al Secretario General de su sindicato se realizarán a finales de enero del año próximo y la dependencia de gobierno será la encargada de verificar el padrón de trabajadores, establecer el reglamento y operar la aplicación digital que garantizará el voto libre y secreto de todos los integrantes, luego de la votación la misma secretaría, a cargo de Luisa María Alcalde, será la responsable de dar a conocer los resultados y verificar que el proceso haya cumplido con lo establecido en la ley.

Anunció que el próximo lunes por la tarde viajará a Nueva York para participar el martes por la mañana en la asamblea del Consejo de Seguridad de la ONU donde México presidirá la comisión, aunque dijo que ese día no habrá conferencia, pidió a la gente estar muy al pendiente de su mensaje, que será a las 8 de la mañana; asimismo, dijo que dirá unas palabras a los migrantes.

Llamó a la gente a participar en la revocación de mandato, dijo que con el apoyo de Morena se exhortará al pueblo para que acuda a las urnas pero no se dirá que se vote a favor o en contra. Lamentó que sus adversarios estén en contra de este ejercicio democrático y previó que saldrán a decir que es un gasto innecesario y que no sirve para nada. Dio su palabra de que, aunque no se reúna el 40% de la participación, si la gente que acuda a votar dice que se vaya cumplirá la petición.

Utilizó gran parte de la conferencia para recalcar los abusos de los gobiernos en el periodo neoliberal así como los contratos leoninos que se entregaron a las empresas, la mayoría españolas, y por los que hoy el gobierno tiene que pagar cuentas millonarias.

Aseguró que gracias al pueblo se está llevando la cuarta transformación y comentó que con los medios de comunicación, los funcionarios corruptos o los empresarios no se hubiera podido hacer nada. “Ellos son millones de mexicanos, los que están impulsando la transformación del país. La gente humilde es muy agradecida, es muy buena, no se siente sabihonda, actúa con humildad.”

Informó que este fin de semana realizará una gira de supervisión de obras en las refinerías de Tula, Salamanca y Madero y aprovechó para pedirle a la Secretaria de Energía, Rocío Nahle que explique las ventajas del cambio de horario luego de las constantes quejas ciudadanas. “A mi también en casa me hacen motines emocionales.”

Finalmente, evitó hablar de la balacera en Puerto Morelos, Quintana Roo, y la emboscada de policías en el Estado de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *