A 48 kilómetros de Ciudad de México, en el Estado de México, se ubica el tranquilo Pueblo Mágico de Villa del Carbón, colmado de cultura y vegetación boscosa. Aléjate del ajetreo de las grandes ciudades y adéntrate a la naturaleza y un paisaje sinigual. Su encanto colonial te atrapará a primera vista.

Camina por el pueblo, sus calles empedradas sumidas te guiarán hasta la Parroquia de la Virgen de la Peña de Francia, una edificación de estilo romántico que data del S.XVIII, digna de admirar por sus bellas torres hechas de roca y su nave de cañón.

Ubícate al centro de la Plaza Hidalgo, este es un espacio tradicional que te atrapará por la belleza colonial de las fachadas a su alrededor. Edificios como el antiguo Palacio Municipal, su iglesia, antiguas casonas y sus portales se encuentran en esta área. Visita también la Casa de la Cultura, donde podrás apreciar objetos arqueológicos que se exhiben en el museo que se encuentra dentro.

En el Mercado de Artesanías de Villa del Carbón encontrarás una gran variedad de artículos y piezas de colección en las que prevalecen los productos hechos con piel y lana. Las chamarras, bolsos, zapatos, chalecos, cinturones y guantes, son los más populares entre los viajeros.

Si buscas más productos locales, puedes encontrarlos en los arcos del centro de este pueblo mágico donde encontrarás un elixir tradicional de este destino; el rompope casero. No te quedes sin probarlo.

Un Pueblo Mágico de gran turismo
En este Pueblo Mágico del Estado de México existen diferentes opciones para hospedarte. Desde hoteles boutique ubicados en zona céntrica, hasta centros vacacionales como el Centro Recreativo La Angora con alberca y temazcal para vacacionar en grande.

Organiza un viaje corto desde Villa del Carbón hasta la Presa del Llano, un parque ecoturístico situado a tan sólo 20 kilómetros del centro del pueblo. Ahí podrás gozar de un clima templado y observar el sistema de ríos que alimentan la presa.

En esta acumulación de agua artificial, podrás navegar en lancha y dar un paseo contemplativo del paisaje, además de disfrutar del aire fresco y admirar la sencillez fascinante de la naturaleza.

Para evitar días con lluvia la mejor temporada para visitar Villa del Carbón es de enero a mayo y de octubre a diciembre.

Maravíllate con una presa muy peculiar

La presa de Taxhimay es uno de los atractivos naturales más populares del Estado de México, ubicada a tan sólo 23 kilómetros del pueblo mágico de Villa del Carbón. Además de su atractivo natural, los viajeros pueden disfrutar de un recorrido tranquilo acompañados de fauna de campo como vacas y borregos, pero también conocer la historia que rodea a la antigua Hacienda Taxhimay.

Fue en 1931 cuando la Hacienda Taxhimay quedó sumergida, así como el antiguo pueblo de San Luis de las Peras, previamente desalojado con la finalidad de la creación de la que actualmente es la presa de Taxhimay. Si visitas este punto es posible observar la cúpula de la hacienda y se pueden realizar recorridos por yate o barco.

Si te gustan los deportes acuáticos alquila una acuabici o kayak para acercarte a la cúpula. También es posible realizar circuitos a caballo o en bicicleta de montaña por sus alrededores.

Recorre los criaderos de trucha de la zona y disfruta de este producto local tal como lo preparan en los restaurantes que ahí se ubican. Sin duda, esta es una experiencia culinaria que no te puedes perder. No te olvides del rompope o si lo prefieres, comer una deliciosa barbacoa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *