Denominada ‘La piedra secreta’ por la historia de descubrimiento, la joya será subastada el 30 de noviembre por la casa de subastas Featonby en Londres.

Una mujer de 70 años que acostumbra a comprar todo tipo de artículos en mercadillos había estado limpiando su casa en Northumberland (Inglaterra, Reino Unido) cuando se encontró con una piedra preciosa del tamaño de una moneda de una libra esterlina (2,3 centímetros).

Creyendo que era una baratija, la mujer a punto estuvo de tirarla a la basura, aunque finalmente decidió llevar la bolsa de joyas a una casa de subastas de la ciudad, donde uno de los miembros del equipo sugirió “de casualidad” examinar la joya que, esperaban que fuera una imitación.

La ‘baratija’ que resultó ser un diamante de 34 quilates valorado en aproximadamente 2,7 millones de dólares fue enviada a Amberes, donde fue certificado por Diamond Grading Laboratory.

Imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *