Eduardo Natividad, empresario mexicano que conquista el Medio Oriente con la magia de México

Bruno Cortés, enviado especial

Singapur, 7 de junio, 2021 (Maya comunicación).- Desde el imponente rascacielos, en el piso 73 de las Torres Petronas en Kuala Lumpur, Malasia; observa el mundo Eduardo Natividad, un mexicano que ha trascendido su tiempo y su espacio. Su extraordinario talento empresarial le ha permitido la conquista del Medio Oriente.

          Su expansión por países asiáticos ha sido vertiginosa y en constante crecimiento. A cuatro años de su primera visita al continente asiático, en 2017, ha establecido ya tres escuelas Mandala; la cadena de restaurantes Meshico; una importado, una comercializadora, una fábrica de tortillas de maíz y sus derivados y la marca “Cachito de México”. 

El joven empresario de 49 años, oriundo de la Ciudad de México, Eduardo Natividad Maqueda llegó al Oriente Medio en busca modelos de enseñanza de las matemáticas, para implementarlos en la escuela Mandala, que construía en la zona Esmeralda del Estado de México.

El impulso logrado con ese primer gran proyecto, y su exigente paladar ansioso de comida mexicana en los subsecuentes viajes a los países asiáticos, lo motivó a establecer la primera cadena de restaurantes de comida típica nacional en Singapur, donde ya fijó su residencia permanente.

En su oficina, desde donde se aprecia el sudoeste de Asia y sobresale la majestuosa arquitectura de Singapur, Eduardo Natividad nos recibe con la humildad y sencillez que le caracterizan.

             Gracias Eduardo por permitirnos esta entrevista para la agencia mexicana de noticias Maya Comunicación. Realmente estamos orgullosos de ti y, a la vez, asombrados por el imperio que has levantado en tan poco tiempo y con extraordinario éxito. Sabemos que no hay fórmulas generales para alcanzar el top en lo que se emprende; pero muchos mexicanos nos han pedido hacerte esta pregunta ¿cuál es la fórmula de tu éxito?  

Eduardo se acomoda en su sillón y con una modestia propia de las figuras que son ejemplo para seguir, y responde con certeza:

             Yo podría decir que la fórmula del éxito es la autoconfianza. Es la fe que tenemos en nosotros mismos. Es la seguridad interna de sabernos capaces de crear. Y claro, todo nace de un sueño. Materializarlo precisa trabajar con mucho amor, pasión y persistencia. Ya que el origen de una gran empresa es, precisamente, un sueño. Hacerlo realidad implica la seguridad interna de que puedes lograrlo.

Menciona Eduardo, en un tono convincente y seguro de lo que dice. Y desde el privilegiado espacio que ocupa en las gemelas Torres Petronas, prosigue:

Mi experiencia de vida ha sido no dejar de soñar nunca. Y trabajar con amor para alcanzar los sueños. Vivir esa felicidad que nace de empeñar tu esfuerzo para lograr lo soñado… Por otro lado, en mi vida he comprobado lo indispensable que es cultivar tu interior, llenarlo de amor. Y el resultado es grandioso. La fuerza que nace de ahí te llevará al éxito de lo que emprendas.

Otro punto importante es destacar que una empresa es también fruto del trabajo en equipo. Un equipo capaz, competente y comprometido; que entregue su alma en lo que hace. Tal es el caso del equipo que he conformado al cabo de los años.

En plena relajación, en medio de un ambiente cálido y de altura, Eduardo apunta:

            En particular para los restaurantes Meshico instalados en siete países asiáticos, entre estos Dubái, Singapur y Hong Kong, he traído a 400 mexicanos que contribuyen a crear el ambiente que busco en la cadena de restaurantes. Donde se sirven los mejores platillos típicos de nuestro querido México; con ingredientes de alta calidad importados de diversos Estados de la República Mexicana.

             Sobre tu trayectoria empresarial ¿a qué edad comenzó y cómo surgió?

             Mis primeros pininos como emprendedor fueron a los 15 años, cuando comencé la venta de accesorios para bicicleta. Tres años después, a mis 18, ya había instalado un restaurante; era pequeño, pero tan bien posicionado que fue el más destacado en su género de servicio a domicilio. Desde entonces he seguido constante en esa dirección de construir, a partir de mis sueños; y, por supuesto, mucho trabajo y entrega; donde lo más importante ha sido el amor y dedicación puestos al servicio de alcanzar los objetivos.

Destaca el empresario mexicano que ha alcanzado los estándares más altos de calidad a nivel internacional con la cadena de restaurantes y su marca propia en crecimiento. 

             ¿Y cómo han recibido la población oriental el sabor de México?

             Están fascinados. A diferencia de los norteamericanos que no gustan del picante, en los países del Medio Oriente la comida mexicana ha sido muy bien recibida, por muchas razones, quizás por su variedad, su exquisito toque de condimentos, sus diferentes estilos de preparación, su sabor picante… 

        Atardece, y las luces comienzan a brillar afuera, con el encendido de los rascacielos y la sofisticada arquitectura de Singapur; ciudad que en breve lapso pasó de ser una zona pesquera, al centro financiero y comercial que es hoy.

             Sabemos que has instalado hasta tortillerías en este continente donde la población cosmopolita crece exponencialmente.

Eduardo Natividad da un sorbo a su limonada, y muestra el entusiasmo que le brinda hablar del proceso como empresario de éxito.

Tras abrir el primer restaurante Meshico y con la idea de ofrecer platillos típicos; era claro que no podían faltar las tortillas, base de nuestra gastronomía e ingrediente que da plenitud a nuestra cocina.

Señala, mientras se acomoda en confortable sillón color marrón:

Siempre estuve claro en no imitar sabores de manera artificial, ni sustituir un ingrediente por otro. Y ante la falta de empresas que proveyeran a los restaurantes Meshico de los ingredientes originales; creé varias empresas proveedoras como la productora de tortillas y sus derivados.

Eduardo Natividad que se ha consolidado como empresario en el Medio Oriente; va por más, fijando ahora su atención hacia Europa; donde busca expandir la cadena de restaurantes y la escuela Mandala; continúa el recuento de sus logros.

Al momento se ha consolidado una importadora de productos como chile, cebolla, cilantro, rábanos, aguacate, maíz, chocolate y mezcal, entre otros, de México a los países asiáticos; y la comercializadora de productos de maíz y derivados como tostadas, totopos, frituras para la sopa de tortillas y otros, con la marca propia “Cachito de México”, que provee a la cadena restaurantera Meshico y vende sus productos en el mercado oriental.

             ¿Todo el trabajo y movilización que implica la instalación de restaurantes de comida mexicana al otro lado del Pacífico, qué ha conllevado en la expansión de Eduardo Natividad en esta parte del mundo?

             Bueno, quiero decirles que no sólo ha implicado cambios en el abanico de opciones de comida en los países del Oriente, prevista para empresarios y turistas; también ha permitido cambios positivos en la economía de comunidades de Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Guerrero, la Sierra de la Huasteca hidalguense y la Sierra oriental poblana, que son ya nuestras proveedoras de materia prima y de productos orgánicos.

Además, como parte de un compromiso social, se han impulsado cooperativas en comunidades mexicanas, a través del financiamiento y la garantía de compra continua de sus productos, a precios competitivos; lo cual les ha permitido un desarrollo económico que no habían tenido por generaciones.

 Aunado a ello, destaco los más de 400 empleos bien remunerados que se han creado para mexicanos que viven en países donde están instaladas nuestras empresas: Singapur, Dubai, Honk Kong, Catar y próximamente Europa; para lo cual seguiremos generando fuentes de empleo para los connacionales.

    Es majestuoso lo que se vive en esta zona pudiente del Medio Oriente, con su riqueza refleja en cada edificio, cada fuente, cada parque, cada calle; el transporte, la tecnología, el glamur, donde ha encajado muy bien México, porque tiene mucho que ofrecer al mundo como su gastronomía, su cultura y tradición milenaria que cautiva allende de sus fronteras.

             Regresemos al primer gran proyecto, del que sabemos también ha sido muy exitoso en el Oriente Medio, y es el de las escuelas Mandala.

             En efecto, fue el primer proyecto y continúa su expansión, de Dubái, Singapur y Hong Kong, donde se han instalado las escuelas Mandala, se proyecta llevar otros campus a Europa. Se trata de una escuela única en su tipo, que está concebida no sólo para el aprendizaje de las ciencias, sino también para cultivar el espíritu.

Mandala busca reintegrar en el ser humano la parte intelectual y emocional, y fortalecer los valores del amor, la humildad, la generosidad, la paz interior. Este modelo fue replicado en Hong Kong, Singapur y los Emiratos Árabes con extraordinario éxito, de ahí que no tengo duda de que su expansión debe seguir. –Asegura.

La filosofía de Eduardo Natividad es profunda, reconoce la apremiante necesidad de reintegrar en el ser humano la parte emocional con la intelectual; y para ello, concibe que, en las escuelas, desde la temprana educación se pueda lograr el sano equilibrio entre la mente, las emociones y el espíritu.

            Hoy Eduardo Natividad Maqueda con su fundación, sus sistemas educativos integrales y una visión de negocio, también ha llevado la pasión y la cultura de México a sus restaurantes de platillos típicos, con los que ha conseguido múltiples reconocimientos en ferias internacionales, como el premio a la mejor representación de México en la exposición Gulf food; el galardón al primer lugar entregado en la Feria mundial de alimentación en Dubái. Y ya se prepara para participar en la Feria Mundial de las Naciones en octubre próximo.

      Así, con la pasión y nostalgia por su tierra natal le preguntamos a Eduardo Natividad si está orgulloso de ser mexicano, en espera de la respuesta contundente, luego de cinco años de ausencia, expresa animoso:

             Sí, ¡totalmente orgulloso de ser mexicano!

             A  cinco años de ausencia en México ¿Sientes nostalgia por México?

             Sí, mucha nostalgia. Por eso me he traído un “cachito de México” a mi nuevo mundo.

Responde Natividad Maqueda, cuya añoranza por su país, su compromiso social con los connacionales y el orgullo de nuestra cultura lo ha conducido a llevar la colorida tradición, gastronomía y magia de México al Oriente Medio; por eso podemos asegurar que del otro lado del Pacífico un “Cachito de México” ya palpita con vida propia.

Continuará…

Deja un comentario