Comixcal un pedacito de Oaxaca en la CDMX

Siempre busco excusas para visitar la plaza principal del barrio de Santa María La Ribera. Con el magnífico Kiosco Morisco en su centro, que fue hecho para la exhibición de México en la Feria Mundial de Nueva Orleans, la plaza es un lugar de encuentro para jóvenes y mayores, patinadores y bailarines de danzón , turistas y residentes de largo plazo. 

Todo eso, y la comida que rodea la plaza es de primera categoría.

A la vuelta de la esquina está Comixcal , un restaurante que trae platos creativos oaxaqueños al corazón de la Ciudad de México. Escuché por primera vez de Comixcal porque el restaurante era un importante centro de donaciones cuando un terremoto devastó Juchitán en septiembre de 2017. Una vez que volvieron a abrir la cocina, supe que quería ir a verla.

La chef Marahí López es de Juchitán, Oaxaca, y se asoció con Alexis Jiménez, de los Valles Centrales de Oaxaca, para abrir Comixcal en 2016. El menú del acogedor restaurante cambia cada pocos meses, mientras López y Jiménez experimentan con platos de cada región de Oaxaca. . Si cree que las tlayudas y el mole negro son la extensión de la comida oaxaqueña, Comixcal es un gran lugar para probar platos como garnachas (tortillas pequeñas cubiertas con carne de res sazonada y vegetales en escabeche) y enchiladas de coloradito (mole amarillo).

Jiménez selecciona mezcales para el restaurante, ofreciendo variedades como Tobalá, cuisine y espadín de pequeños productores oaxaqueños. Estudió antropología, y cuando nos sentamos a probar un poco de mezcal, se lanza a una explicación del significado de la bebida en las comunidades rurales de Oaxaca.

Por suerte para aquellos de nosotros que vivimos en la Ciudad de México, no necesitamos viajar a Oaxaca para probar las interpretaciones ingeniosas de platos clásicos. Comixcal los atiende con mimo en Santa María La Ribera.

Deja un comentario