CDMX a 08 de noviembre, 2021.- En el marco de la reactivación del tránsito terrestre para viajes no esenciales en la frontera de México con Estados Unidos, el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño Yáñez, realizó un recorrido de supervisión y evaluación por los puntos de internación ubicados en la ciudad de Tijuana, Baja California.

En compañía de directivos del instituto, saludó y conversó con ciudadanos de ambas naciones que utilizaron el cruce fronterizo de Puerta Este en dicha ciudad, con San Ysidro, en San Diego, California, que permanecía con restricciones de viaje desde hace 19 meses por las medidas sanitarias impuestas ante la pandemia por la COVID-19.

Durante el recorrido, Francisco Garduño Yáñez revisó los protocolos de servicio y atención en las zonas de internación y salida, donde Agentes Federales de Migración (AFM) vigilan que los ingresos a territorio nacional se ajusten a los parámetros establecidos en las disposiciones de ley, a fin de que se mantenga una migración segura, ordenada y regular.

Acompañado por el director general de Control y Verificación Migratoria, Antonio Molina Díaz; y del director general de Regulación y Archivo Migratorio, Antonio Andrés Vidal Islas, el comisionado del INM consideró que la reapertura es un acto de buena vecindad en beneficio de ambos países.

“La movilidad de 188 millones de cruces anuales en toda la frontera magnifica estadísticamente su importancia y efectos económicos, turísticos y sociales”, recalcó.

El estado de Baja California registra 77 millones de cruces anuales, es decir, el 40 por ciento del tránsito total entre ambos países, “nos encontramos en la zona fronteriza más concurrida del mundo”, destacó Francisco Garduño Yáñez.

En este sentido, destacó que tan solo en Puerta Este, se registran anualmente alrededor de 37 millones de ingresos y salidas.

“Toda la movilidad en la frontera norte demanda prioridad de atención a este flujo que representa una migración segura, ordenada y regular”, dijo el comisionado.

Asimismo, el titular del INM sostuvo reuniones de trabajo y coordinación con mandos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos y la patrulla fronteriza (Border Patrol), con quienes refrendó el compromiso para mantener un control migratorio en la franja fronteriza, de acuerdo con los protocolos internacionales suscritos en la materia.

“La suma de esfuerzos con las autoridades estadounidenses nos permitirá atender de manera adecuada a las personas que, por diversas razones, necesitan transitar de un país a otro, haciendo de las regiones fronterizas zonas dinámicas que se enriquecen día con día de esta movilidad”, enfatizó.

De esta manera, el Instituto Nacional de Migración de la Secretaría de Gobernación refrenda el compromiso para mantener un servicio de calidad y calidez, con pleno respeto a los derechos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *