La santísima trinidad de la cultura pop, Paris, Britney y Lindsay, está de vuelta. Las antiguas compañeras de fiesta se encuentran en momentos muy emocionantes de sus respectivas vidas: Paris Hilton por fin ha cumplido su sueño de casarse, Britney Spears está un poco más cerca de recuperar el control absoluto sobre su vida tras librarse de su tutela legal y Lindsay Lohan se está preparando para retomar su carrera como actriz.

La antigua estrella juvenil ha pasado los últimos años entre Dubái y Miconos, donde tuvo un club a pie de playa, centrándose en su faceta de empresaria, pero ahora quiere protagonizar su enésimo regreso al mundo de la interpretación con una película festiva de Netflix que se estrenará en las navidades de 2022.

Las primeras imágenes del proyecto, en el que comparte protagonismo con el actor de ‘Glee’ Chord Overstreet, ya han visto la luz en las redes sociales y, en un principio, los fans de Lindsay se quedaron muy sorprendidos al ver que no aparecía en ellas. Sin embargo, sí lo hacía, el problema es que cuesta reconocerla junto a Chord debido al cambio evidente que se ha producido en su rostro.

No se trata de una alteración en la nariz o los labios que pudiera atribuirse a un descuido con las infiltraciones, sino de una transformación completa de su cara que muchos no han tardado en relacionar con un paso por quirófano cuyos resultados son más que cuestionables. Curiosamente, en una foto que ella compartió el pasado mes de octubre, sí se parece a la Lindsay que todos recordamos, aunque pose ante la cámara con ganas de sol y de perfil.

La conclusión a la que se puede llegar entonces es que LiLo ha sido víctima de un exceso de retoques digitales en dichas instantáneas, aunque habrá que esperar a que se estrene la película o a que ella vuelva a realizar una aparición pública para confirmarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *