Entre 1980 y el 2014, los diagnósticos de diabetes a nivel mundial casi se cuadruplicaron al pasar de 108 a 422 millones personas con dicha enfermedad. Este Día Mundial de la Diabetes, te presentamos algunos datos que debes de saber para prevenirla, o bien, controlarla.
La diabetes en considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una epidemia global que, en menos de 40 años logró crecer exponencialmente y que sigue cobrando la salud de quienes la padecen.

Pero, ¿qué es la diabetes? ¿Cómo se puede prevenir? ¿Se puede controlar? Sputnik responde a estas y más preguntas.
¿Qué falla cuando existe la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no secreta suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.
De acuerdo con la nutrióloga y matemática mexicana Carla Paola Aceves, cuando un paciente es diagnosticado con esta enfermedad la primera recomendación es cuidar el consumo de carbohidratos los cuales al ser procesados por el cuerpo se convierten en la glucosa, misma que entra a los músculos; sin embargo, cuando la insulina falla, la glucosa se queda en la sangre.
Una persona en ayunas, explica Aceves, debe tener un rango de glucosa en sangre de entre 70 y 100, cuando este último valor se supera es una primera alerta.
“La glucosa alta en la sangre es la primera alarma de que algo no anda bien en nuestro cuerpo”, señala la especialista en entrevista con Sputnik; sin embargo, este valor no es el único que se analiza para un resultado 100% concluyente, pues para tener un diagnóstico certero se tiene que realizar también un examen de curva de tolerancia a la glucosa que consiste en tomar un muestra en ayunas, consumir un ‘shot’ de glucosa y realizar más muestras que puedan indicar una posible falla en el páncreas.

¿Cuáles son los posibles síntomas de la diabetes?

Aceves señala que existen algunos síntomas que pueden alarmar sobre una posible falla en la generación de insulina y dentro de los más comunes es la sed, ganas constantes de orinar, así como hambre insaciables y pérdida de peso, pues con la diabetes aunque consumas alimento, la glucosa se queda en la sangre y no entra al músculo, lo que genera una pérdida de peso notoria en poco tiempo y ganas de comer todo el tiempo.

Otra posible alerta es la aparición de hipertensión, señala la experta, pues el órgano que regula la presión arterial es el riñón el cual trata de sacar la glucosa de la sangre y puede generar un deterioro renal que puede generar presión alta.

¿Qué comer y qué no comer cuando tienes diabetes?

“No es que se tenga que dejar de comer algo en específico”, indica Carla Paola Aceves; sino que se debe aprender a comer de una forma balanceada y beneficiando los alimentos naturales como las frutas, verduras y leguminosas.

Lo que, señala, sí se debe eliminar preferentemente de la dieta diaria son los alimentos ultraprocesados como sopas instantáneas, galletas, o comida rápida.
Otro factor que se debe controlar es el sodio, presente el la sal y que se usa como conservador, pues este puede beneficiar en la presencia de la hipertensión.
“Todos deberíamos comer como si tuviéramos diabetes para prevenirla”, sentencia la especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *