Niñas, niños y adolescentes podrán disfrutar de ópera El pequeño príncipe

CDMX 5 de mayo del 2021.-Federico Ibarra se considera un hombre de teatro y en ese sentido su música ha estado íntimamente asociada al quehacer escénico. Testimonio inequívoco de esa inclinación es El pequeño príncipe (1988), ópera en un acto que se presentará por primera ocasión en la temporada virtual de la Ópera de Bellas Artes para celebrar los 75 años del compositor.

La transmisión de estreno de esta obra en la que actuación y música tienen la misma importancia y al igual que otra de sus creaciones, Leoncio y Lena (1983), fue escrita para actores y no para cantantes, tendrá lugar el domingo 9 de mayo a las 17:00 horas en el marco de “Contigo en la distancia” a través de https://contigoenladistancia.cultura.gob.mx/de la Secretaría de Cultura, del canal de YouTube del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (https://www.youtube.com/bellasartesmex) y en Facebook (/INBAmx) y de Ópera de Bellas Artes.( /operainbal).

Con libreto de Luis de Tavira y basada en Le Petit Prince (El principito) del escritor y piloto aviador francés Antoine de Saint-Exupéry, El pequeño príncipe se estrenó en la Universidad Estatal de California en Los Ángeles el 30 de junio de 1988, mientras que a México llegó 11 años después (1999), cuando se presentó en el Centro Cultural Helénico. Su estreno en el Palacio de Bellas Artes fue hace cinco años (febrero de 2016) para celebrar el 70 aniversario del nacimiento del compositor.

“Soy un hombre de teatro; no concibo la ópera como un arte estático y justamente porque no me gustaba lo que veía, una programación anclada desde hace décadas en el repertorio belcantista del siglo XIX, comencé a escribir mis propias obras, de acuerdo a mis particulares necesidades e inquietudes”, afirma Federico Ibarra.

En un entorno fantástico, un piloto y un pequeño príncipe se encuentran. Tras convivir e intercambiar sus percepciones acerca del “mundo”, se forma entre ambos un vínculo profundo e indisoluble. Después de algunos días, el piloto descubre donde radica la esencia de la vida.

En El pequeño príncipe lo que parece un cuento para niños nos lleva a serias reflexiones sobre nuestra sociedad. El compositor recurre a una música moderna sin estridencias que proporciona la debida emotividad a la obra; además, traslada el texto a sonidos, los sentimientos a instrumentos y la acción dramática a una estructura de canto y orquesta.

La soprano Nadia Ortega encabeza el reparto en el protagónico, el barítono Enrique Ángeles interpreta a El piloto; la soprano Anabel de la Mora es La flor y El agua, Carla Madrid toma el personaje de La zorra, Héctor Valle canta La serpiente, Hugo Colín -quien falleciera en diciembre pasado- interpreta a El contador y Sergio Ovando a un astrónomo turco. Participan el Coro y la Orquesta del Teatro de Bellas Artes; el primero, dirigido por Christian Gohmer. Todos bajo la batuta de Iván del Prado.

La producción contó con Luis Miguel Lombana en la dirección de escena; la escenografía y la iluminación a cargo de Paula Sabina y Víctor Zapatero, respectivamente; el vestuario, a Nuria Marroquín, y el diseño de maquillaje a Mario Zarazúa.

Federico Ibarra es el compositor mexicano vivo que más óperas ha escrito (ocho) y ha alcanzado mayor proyección internacional. Autor de Antonieta, un ángel caído, Alicia, El juego de los insectos, Leoncio y Lena,  entre otras. Ha sido galardonado con el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2001.

Deja un comentario