Estar sin sitio, de Cecilia Ramírez Romo, estreno presencial y virtual

CDMX 9 de abril del 2021.-En Estar sin sitio, basada en El estado de sitio, obra del francés Albert Camus, la directora del montaje, Cecilia Ramírez Romo, emplea el mismo recurso retórico para exhibir las contradicciones humanas, los cuestionamientos y la voluntad o la ausencia de ésta, los cuales implican los efectos colaterales de un acontecimiento que cimbra actualmente a todo el mundo: el COVID-19.

En el marco de las campañas #VolverAVerte y “Contigo en la distancia” de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, Estar sin sitio será el primer estreno del año de la Compañía Nacional de Teatro (CNT). Se escenificará en la Sala Héctor Mendoza de la agrupación del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) del 11 de abril al 2 de mayo, miércoles, jueves y viernes a las 20:00 horas, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 horas, y se transmitirá en forma simultánea por el canal oficial de YouTube del INBAL (https://www.youtube.com/bellasartesmex) y de la CNT (https://www.youtube.com/channel/UCCAyjVY8lz2vkM5XR-ciYDA/videos). Esta es la primera vez que la Compañía diseña un espectáculo para ser transmitido en vivo.

Ramírez Romo comenta en entrevista que la razón primordial para reinterpretar este texto de Camus fue encontrar la esperanza en medio de la pérdida que simboliza la obra original. “Camus resumió el mundo a partir de una forma de pensar la vida, más que un sistema o doctrina que explicara la misma. Su interés fundamental fue el ser humano, sus problemas y situaciones por resolver.

“Estamos hablando de la ‘literatura de las grandes circunstancias’. Camus buscó explicarse el mundo a través de las tormentas humanas, y en un momento como éste, llegar hasta los referentes básicos de la literatura del pensamiento resulta lógico y hasta anecdóticamente aburrido. Sin embargo, en las preguntas más sencillas se esconden respuestas extraordinarias”.

Con diseño de escenografía y transmisión en vivo de Kay Pérez, el montaje ofrece una propuesta con dos abordajes distintos -refiere Cecilia Ramírez-, centrada en el supuesto de que la vida es un plano secuencia que, una vez que comienza, no se detiene. “Es una máquina que se compone y descompone a sí misma y, como tal, tiene muchas maneras de explicarse. La presencia y la ausencia de público son, a la vez, intangibles, como ya nos hemos acostumbrado, y representan un encuentro de realidades que tratan de explicarse lo mismo con recursos distintos”, añade la directora.

Por su parte, Kay Pérez afirma que se trata de “un espacio vacío con perspectiva pandémica en esta época del MultiView y vigilancia que acude como referente principal al panóptico de Jeremías Bentham. Se busca hacer eco de la advertencia de Camus en El estado de sitio, en el cual ambicionó mezclar todas las formas de expresión dramática. Ese espacio escénico se presentará como un encuentro de lenguajes visuales con cámaras digitales y alta definición, propaganda offset y arte callejero, y una videoconferencia en la reunión presencial: teatro dentro del teatro, sin esconder lo que normalmente se oculta”.

Ramírez Romo visibiliza ciertos temas que trascienden la esfera de El estado de sitio y que pueden ser hallados en la emergencia actual, como el adormecimiento del espíritu a través de la llegada de un fenómeno natural que, por poderoso e incomprensible, se vuelve enemigo de la humanidad y destructor de todas las cosas.

La peste, como personaje alegórico, fue para Camus un detonador para hablar de la posguerra y los regímenes totalitarios. En Estar sin sitio partimos de una grieta distinta: la humanidad puesta en cuestionamiento. ¿Quién, sino nosotras y nosotros, le hemos abierto la puerta a la peste con cada una de nuestras decisiones? La peor peste es el ser humano”, concluye.

El diseño de iluminación es de Melisa Varïsh; el de vestuario y maquillaje, de Indira Aragón, y el sonoro, de Gregorio Portilla. Edwin Tovar, autor de la música; Alan Uribe Villarruel, asesor de movimiento corporal, y Daniela Parra, asistente de dirección.

Estar sin sitio cuenta con la actuación de Eduardo Candás, José Covián, Sonia Franco, Ana Ligia García, Marco Antonio García, Olaff Herrera, María del Mar Náder Riloba, Luis Rábago, Roldán Ramírez y Alan Uribe Villarruel, integrantes del elenco estable de la CNT.

La duración aproximada es de 95 minutos y es apta para mayores de 13 años, sin restricción. La Sala Héctor Mendoza está ubicada en Francisco Sosa 159, colonia del Carmen, Coyoacán. El cupo en el foro es de ocho personas por día. Es necesario hacer reservación vía correo electrónico en publicos.cnteatro@inba.gob.mx, tanto para las funciones presenciales como para las virtuales para obtener el enlace de acceso al canal de YouTube.

Medidas sanitarias

Se contará con un estricto protocolo que incluye el uso de cubreboca al interior del recinto, la sana distancia, la sanitización de la sala previamente a la entrada del público y la aplicación de un filtro sanitario en el que se le tomará la temperatura a cada asistente para garantizar que no tenga más de 37.4ºC. Se proporcionará gel antibacterial y se instalará un tapete desinfectante, además de contar con la señalética adecuada en muros y pasillos.

Deja un comentario