Cámara de Diputados incluye profesión de ingeniería biomédica en Ley General de Salud

CDMX 13 de abril del 2021.-La Cámara de Diputados aprobó, con el consenso de 440 votos, el dictamen que reforma el primer párrafo del artículo 79 de la Ley General de Salud, para establecer que para el ejercicio de la actividad profesional de ingeniería biomédica se requerirá título profesional o certificado de especialización legalmente expedidos y registrados por las autoridades educativas competentes.

El documento, enviado al Senado de la República para sus efectos constitucionales, precisa que los ingenieros biomédicos juegan un papel crítico en la investigación y el desarrollo, la regulación, la evaluación, el mantenimiento y el uso seguro de los productos sanitarios a nivel mundial.

Argumenta que la integración de los ingenieros biomédicos a las actividades profesionales permitirá que por decreto de ley puedan continuar apoyando a pacientes con una o varias discapacidades, brindándoles rehabilitación y nuevas oportunidades de igual forma a personas con quemaduras por medio de la fabricación de tejidos o innovar en la creación de terapias que ayuden a la recuperación de funciones de órganos del ser vivo.

Sus aportaciones han sido de suma importancia

En la fundamentación, la presidenta de la Comisión de Salud, diputada Miroslava Sánchez Galván (Morena), señaló que la incorporación de la ingeniería biomédica en el sistema de salud, es fundamental para mitigar las crisis sanitarias como la que se vive actualmente.

Indicó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) proclama que el goce del más alto nivel posible de salud, es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano; en México, el artículo 4º constitucional establece que toda persona tiene derecho a la protección de la salud y que el Estado tiene la obligación de garantizar los servicios.

No obstante, dijo, durante las administraciones pasadas el sistema era insuficiente e ineficiente y corroído por la corrupción; los pacientes de los hospitales del Estado estaban obligados a esperar meses, tanto por la saturación de los centros de atención médica, como por fallas y las deficiencias de equipo.

Ante esa situación, refirió que el Gobierno actual, se comprometió a garantizar que para el 2024 todas y todos los habitantes de México pueden recibir atención médica y hospitalaria gratuita, bajo los principios de participación social, competencia técnica, calidad médica, pertinencia cultural y trato no discriminatorio, digno y humano.

Sánchez Galván mencionó que la pandemia causada por el virus Sars-cov2 agravó la situación hospitalaria y puso en evidencia la importancia de la tecnología para que los servicios de salud estén suficientemente cubiertos con buena calidad.

En ese sentido, dijo, la biomedicina ha jugado un papel para mejorar el escenario actual, a través de la integración de ciencias físicas y matemáticas, ha podido desarrollar materiales, dispositivos, sistemas y métodos de gestión de tecnología que sirven para prevenir, diagnosticar y tratar diversas enfermedades.

Precisó que dichas aportaciones han sido de suma importancia, para garantizar el uso de equipo y dispositivos médicos, un claro ejemplo, es la creación y correcta utilización de ventiladores pulmonares que se emplean para atender a pacientes con COVID-19.

El dictamen, afirmó, es de suma relevancia toda vez que incorpora la ingeniería biomédica como una profesión más dentro del campo de la salud, debido a su importancia actual para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades.

Mencionó que la reforma permitirá la participación de ingenieros para lograr un uso adecuado, seguro y eficaz de la tecnología en el campo de la salud; promueve el uso de la ciencia para recuperar los años de rezago. “La ciencia y la tecnología son impulsores del desarrollo nacional”.

Tecnologías médicas son esenciales

Al fijar su postura, la diputada Sinai del Rocío Sánchez Huerta (PAN) respaldó el dictamen que busca establecer que para el ejercicio de las actividades profesionales, en el campo de la ingeniería biomédica se requiere que los títulos profesionales o certificados de especialización hayan sido legalmente expedidos y registrados por las autoridades educativas competentes.

Indicó que las tecnologías médicas son esenciales para el funcionamiento eficaz del sistema de salud; para asegurar un uso adecuado, seguro y eficaz de estas tecnologías y, con ello, garantizar los mejores resultados en la salud para la población, es necesaria la participación de los ingenieros biomédicos.

Aplaudió su importante papel en la investigación, el desarrollo, la regularización, la evaluación, el mantenimiento y el uso seguro de los productos sanitarios a nivel mundial. Entre los aportes más destacados están las prótesis, fabricación de tejidos e innovación en la creación de terapias.

Deja un comentario