CDMX a 19 de octubre, 2021.- La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), en coordinación con la Procuraduría Agraria (PA), presentó el estudio ‘Mujeres por el acceso a la tierra. Aproximaciones a los retos que enfrentan las mujeres en el ejercicio pleno de sus derechos agrarios’, que visibiliza problemáticas actuales y busca fortalecer la igualdad de la propiedad en zonas rurales e indígenas.

En el marco de los foros virtuales de #OctubreUrbano, Mabel Almaguer Torres, directora de Proyectos Estratégicos de la Sedatu, precisó que actualmente, las mujeres son propietarias de tan sólo 36% de los 32 mil núcleos agrarios en los que está divida la mitad del territorio nacional.

“Tenemos una deuda histórica con las mujeres rurales, estas cifras revelan un desigual acceso a la tierra y al mismo tiempo, tienen limitados derechos como la educación, capacitación y orientación. Esto afecta profundamente su capacidad productiva, carecen de herramientas para la libre autodeterminación y su representación en los órganos de toma de decisión en los núcleos agrarios es baja”, apuntó.

Datos del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), señalan que en México viven 61.5 millones de mujeres, de ellas, 23% habita en localidades rurales y representan el 34% de la fuerza laboral. Además, el estudio presentado por la Sedatu precisa que uno de sus mayores obstáculos es la falta de seguridad en materia de propiedad o tenencia de la tierra, lo que les impide acceder a la toma de decisiones.

En su participación, María Gabriela Rangel Faz, coordinadora Interinstitucional del Registro Agrario Nacional (RAN), destacó que se trabaja para que las mujeres que habitan en territorios rurales e indígenas de alta o muy alta marginación y que tengan posesión de tierras de propiedad social, puedan acceder a la titularidad y con ello  “garantizar justicia a un sector vulnerable y desfavorecido por años”.

Yolanda Beatriz Vera Castillo, directora General de Apoyo al Ordenamiento de la Propiedad Rural de la PA destacó la importancia de unir esfuerzos para impulsar acciones que reconozcan los derechos de las mujeres como sucesoras de ejidatarios o comuneros fallecidos o que no celebraron testamentos y que por ley les corresponde a las esposas o concubinas ser las apoderadas.

“Los retos siguen siendo muchos, tenemos que ver la posibilidad de promover reformas legislativas que favorezcan a las mujeres rurales y hacer mayor difusión en las comunidades sobre la importancia de reconocer su titularidad”, subrayó.

En este encuentro virtual participaron: Ana Carolina Maldonado Pacheco, del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres); Rosa Idalea Azcona Segovia, jefa de Residencia de la PA en Matehuala, San Luis Potosí; Ingrid Gómez Saracíbar, titular de la Secretaría de las Mujeres de la Ciudad de México y Carmen Elvia Sampayo Malfavón, directora de Desarrollo Agrario del Fideicomiso Fondo Nacional de Fomento Ejidal (Fifonafe).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *