CDMX a 24 de Octubre del 2021.-El aislamiento social provocado por la pandemia hizo que se perdieran las conversaciones triviales con extraños y, por lo tanto, que se revalorizara su importancia para la salud mental de las personas.

De acuerdo con Gillian Sandstrom, profesora de psicología de la Universidad de Essex, en Reino Unido, estas charlas nos ponen de buen humor porque nos ayudan a sentirnos conectados con otras personas; nos permiten confiar en ellas y sentir que nuestra comunidad y el mundo son lugares seguros.
“Cuando uno conversa con un círculo cerrado de personas, ya conoce sus opiniones. Y puede incluso anticiparse a lo que van a decir. Sin embargo, estas nuevas interacciones son refrescantes, tanto emocionalmente como cognitivamente. Nos permiten aprender cosas diferentes y ver otras realidades”, dijo a Zona Violeta la psicóloga chilena Liz Amador.
La especialista se refirió también a por qué a algunas personas les cuesta tener este tipo de interacciones sociales triviales. Y brindó consejos para sentirse más cómodos en estos contextos y para abandonar las conversaciones cuando cada uno lo desee.
Tomado de Sputnik.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *