México, a 27 octubre de 2021.-La ofrenda es un elemento esencial para el Día de Muertos, una de las tradiciones más arraigadas entre los mexicanos y que ha sido reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

 

Es el Día de Muertos una mezcla entre los rituales prehispánicos que realizaban los indígenas antes de la llamada conquista y la herencia cultural católica que trajeron los españoles y la fecha implica el retorno transitorio de las ánimas de los difuntos, quienes regresan al mundo de los vivos para convivir con los familiares.

 

Es la ofrenda que se les pone a los muertos una parte fundamental de la tradición, pues es aquí en donde se les deja la comida y bebida que disfrutaban en vida, pero también tiene elementos que guían las almas para llegar hasta su destino.

 

Aquí cuáles son los elementos de una ofrenda tradicional mexicana y su significado, de acuerdo con datos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Calaveritas. Ya sea de azúcar o chocolate, representan a los difuntos de la familia.

Veladoras. Este elemento representa la ascensión del espíritu y sirve para guiar a las almas hasta el altar.

Farol. Ayuda a los difuntos a encontrar la que fue su casa.

Incienso o copal. Su olor sirve para invitar a los difuntos a probar los alimentos que se han puesto en el altar.

Cempasúchil. Guía el camino de las almas hasta la ofrenda.

Sal. Según la tradición, poner un poco de sal en un pequeño plato sirve evitar que el alma del fallecido sea corrompida.

Agua. Ayuda a mitigar la sed de las almas y brindarles fuerzas para su regreso.

Alimentos. Los platillos elegidos son aquellos que más disfrutaba la persona en vida y si el familiar fumaba o bebía, se incluyen en la ofrenda. En el caso de los niños también se colocan dulces y frutas.

Papel picado. Representa la unión de la vida y la muerte. Cada color tiene un significado:
Naranja: luto.
Morado: religión católica.
Azul: muerte relacionada con el agua.
Rojo: para guerreros y mujeres que fallecieron durante el parto.
Verde: jóvenes.
Blanco: niños.
Amarillo: ancianos.
Negro: inframundo.

Pan de muerto. Su forma remite a los huesos del fallecido.

Objetos personales. Suelen colocarse pertenecías o fotografías del fallecido.

 

Tomado de SputnikNews.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *