Fortalecen monitoreo de especies prioritarias en Tehuacán

CDMX, 23 de marzo del 2021.- La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), a través de la Reserva de la Biosfera Tehuacán – Cuicatlán (RBTC), fortalece los esfuerzos de conservación de la biodiversidad de esta Área Natural Protegida (ANP), los cuales han sido constantes desde su decreto el 18 de septiembre de 1998.

Al respecto, el Director de RBTC, Fernando Reyes Flores, indicó que en los últimos años las acciones de monitoreo biológico se han redoblado para la protección de especies prioritarias como el águila real, los murciélagos y la guacamaya verde.

La participación social para lograr la conservación de águila real (Aquila chrysaetos) en la RBTC es fundamental, para ello se capacitaron a seis comités de monitoreo biológico comunitario, cuatro de la porción oaxaqueña y dos de la región poblana del ANP, logrando la identificación de nidos de estas aves rapaces dentro del polígono de la RBTC y su área de influencia; además de sistematizar parámetros ecológicos de la especie como el éxito reproductivo, la estimación de la abundancia de sus presas naturales y la identificación de sus amenazas.

Se han llevado a cabo acciones de educación ambiental destacando la importancia ecológica de esta especie, impulsando la participación en conjunto con la sociedad en la conservación de su hábitat.

A partir de la implementación de tres proyectos de monitoreo biológico de poblaciones de murciélagos, durante los años 2017, 2018 y 2020 ha sido posible documentar su incremento pues de 38 especies reconocidas en el programa de manejo de la RBTC en 2013, se han adicionado 10 especies más, resaltando el aporte de los servicios ecosistémicos que proveen al ambiente.

En cuanto a la guacamaya verde (Ara militaris), desde el año 2001 se han implementado acciones de monitoreo y con el apoyo de 12 comunidades de la región de la cañada oaxaqueña, se identificó la presencia de 238 individuos más; aunado a estas acciones, se realizaron recorridos de vigilancia y talleres de capacitación para los monitores.

Por otro lado, los ecosistemas acuáticos están expuestos a un rango natural de disturbios que varían temporal y espacialmente en intensidad y frecuencia, así como a las perturbaciones humanas temporales o permanentes, por lo cual, los organismos acuáticos pueden ser indicadores de la calidad del agua, al presentar diferentes intervalos de tolerancia a la contaminación de su hábitat.

Con apoyo de expertos en el estudio de la calidad del agua y comités de monitoreo biológico de 23 localidades, se realizó el estudio de los macroinvertebrados (insectos, crustáceos, moluscos y anélidos) que habitan los ecosistemas acuáticos de la RBTC, logrando analizar bajo el método BMWP (Biological Monitoring Working Party) los cuerpos de agua que atraviesan los principales centros de población.

Finalmente, los comités de monitoreo biológico fueron equipados con herramientas de trabajo que les permite realizar de manera más eficiente su labor.

Deja un comentario