Centro de Educación Ambiental y Cultural “Muros de Agua- José Revueltas”

Ciudad de México, 2 de diciembre del 2020.-  El 27 de noviembre del año 2000 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el Decreto que declara Área Natural Protegida, con el carácter de Reserva de la Biósfera, al archipiélago conocido como Islas Marías, ubicado en el Océano Pacífico, con una superficie total de 641,284-73-74.2 hectáreas.

Esta Reserva se ubica en el estado de Nayarit, frente a la Costa de San Blas. Está integrada por las Islas: María Magdalena, María Cleofas, San Juanito y María Madre.

Es reconocida por la UNESCO por su flora y fauna endémica. Se protegen 54 especies de fauna terrestre y marina en alguna categoría de riesgo y 19 de ellas son únicas.

Entre la flora destaca el Mangle rojo (Rhizophora mangle), Mangle negro (Avicennia germinans), Borreguilla (Acacia cochliacantha), Cacalosúchil, cacaloxúchitl (Plumeria rubra), Papachito (Randia thurberi), Mezquite (Prosopis laevigata), Pitahaya (Acanthocereus occidentalis), Tepeguaje (Lysiloma watsonii), Alcaje (Pereskiopsis porteri), Etcho (Pachycereus pecten-aboriginum), Cuajilote (Bursera arborea), Pitayo marismeño (Stenocereus standleyi) y Mamilaria (Mammillaria spp.).

Y en cuanto a fauna la Iguana negra (Ctenosaura pectinata), Iguana verde (Iguana iguana), Boa, boa constrictor (Boa constrictor), Loro cabeza amarilla de las Islas Marías (Amazona oratrix tresmariae) y Cardenal rojo (Cardinalis cardinalis).

Su riqueza biológica se expresa en las selvas bajas caducifolias del paisaje terrestre, manglares, matorral crasicaule, arrecifes coralinos, costas y ambientes pelágicos. Estas islas constituyen, además, un importante sitio de refugio, anidación y alimentación de grandes colonias de aves marinas.

Desde 1905, la Isla María Madre se destinó al establecimiento del Complejo Penitenciario Islas Marías, hasta el 8 de marzo de 2019, cuando el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firmó el decreto mediante el cual se establece que este deja de operar por tratarse de un modelo carcelario del Siglo XIX que vulnera los derechos humanos de los familiares de los internos, así como por ser un penal con altos costos de operación.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, el complejo penitenciario contaba con capacidad para cinco mil 106 personas privadas de su libertad, y al momento de su cierre albergaba 659, cuyo costo anual ascendía a 727 millones de pesos.

Con la firma del Decreto, el presidente de México anunció la transformación de este centro penitenciario en el Centro de Educación Ambiental y Cultural “Muros de Agua- José Revueltas”, en honor al escritor, revolucionario y activista político mexicano, quien en 1932 y en 1934 fue enviado preso a las Islas Marías.

De su experiencia en este lugar, José Revueltas publicó en 1941 su obra “Los muros de agua”, donde narra la historia de cinco personajes que son trasladados a las Islas Marías. Las peripecias que sufren en el transcurso y llegada a su destino son un retrato de las violaciones a los derechos humanos y la degradación de quienes eran llevados a este penal. A través de esta novela, José Revueltas muestra el entorno social de aquellos años, la descomposición de la misma, específicamente el estrato más bajo y desposeído.

El 22 de agosto de 2020, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Secretaría de Marina (Semar), formalizaron la Entrega-Recepción de la infraestructura en la Isla María Madre, después de la verificación física en la isla, de acuerdo a la autorización publicada por la Secretaría de Gobernación (Segob), el 26 de mayo pasado en el Diario Oficial de la Federación, para su administración, uso y aprovechamiento.

Fue así que la Semarnat, Conanp y la Semar emprendieron de manera conjunta la transformación del centro penitenciario en un espacio de conocimiento que abrió sus puertas a las juventudes mexicanas el 20 de noviembre de este año, justo en el 106 aniversario del nacimiento de José Revueltas.

La formación del primer grupo del nuevo Centro de Educación Ambiental y Cultural “Muros de Agua-José Revueltas” se impulsa con el apoyo de Semar, la Secretaría de Energía y la Comisión Federal de Electricidad, en colaboración con las secretarías de Trabajo y Previsión Social y de Educación Pública.

El grupo lo integran 10 mujeres y 10 hombres de entre 18 y 29 años de edad, provenientes de escuelas normales, universidades tecnológicas y politécnicas, así como de universidades interculturales de los estados de Aguascalientes, Hidalgo, Nayarit, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa y Tabasco.

El grupo de aprendices cuenta con 16 días para capacitarse en temas de: historia natural y cultural del territorio, valoración de la riqueza natural de México, importancia del agua para la vida, conservación de flora y fauna, producción orgánica sustentable, problemática ambiental y cambio climático, participación comunitaria ambiental y consumo sustentable. Los certificados que avalan el curso serán firmados por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Deja un comentario