Mineral del Monte o mejor conocido como Real del Monte es uno de los Pueblos Mágicos de Hidalgo que se ubica a dos horas de la capital del país. Es reconocido por su herencia minera y los pastes, platillo típico de la gastronomía hidalguense, así como por su clima invernal la mayor parte del año.

Al caminar por las calles empedradas de este destino notarás arquitectura con un toque inglés. El mejor lugar para iniciar tu recorrido es la plaza principal donde podrás apreciar antiguas edificaciones, portales y casonas rodeadas de vegetación.

Real del Monte es uno de los lugares preferidos para las producciones televisivas y cinematográficas. Si estás interesado en conocer qué películas o telenovelas se han filmado aquí debes recorrer el callejón de los artistas donde encontrarás una galería con fotografías.

No puedes decir que visitaste este Pueblo Mágico si no comes un paste que tiene su origen en los tiempos de la bonanza minera, ya que era el alimento de los trabajadores. Está elaborado con harina de trigo, manteca vegetal, mantequilla y agua, los tradicionales están rellenos de papa con carne.

Vive un viaje inolvidable en Real del Monte

Hablando de la minería, los vestigios de esta época dorada para Real del Monte se preservan en las minas La Dificultad y De Acosta, así como en el Museo de Medicina Laboral.

Si estás planeando un viaje por primera vez a este destino te recomendamos subir al autobús turístico que en un recorrido de dos horas aproximadamente te llevará por las principales atracciones del lugar.

En el ambiente nocturno de Real del Monte reina la tranquilidad y si decides dar una caminata por el centro encontrarás bares y cafés para pasar un rato agradable con tus acompañantes.

Un sitio emblemático de Real del Monte
El Panteón Inglés de Real del Monte encierra una atmósfera fantasmal en su interior. Este sitio fue construido en 1851 en la cima de un monte cercano al pueblo por el inglés Thomas Straffon, quien en ese entonces era funcionario de las minas de la zona.

Este sitio fue nombrado Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2013. Así, en medio de un bosque de oyameles el lugar resguarda los restos de mineros ingleses. La primera tumba data de 1834 y muchas de las almas que allí reposan perdieron la vida por no tener las precauciones necesarias dentro de las minas.

Son 750 tumbas las que se encuentran en el Panteón Inglés, todas ellas orientadas hacia el Reino Unido, excepto la del payaso Richard Bell, quien por tener un humor ofensivo para los ingleses fue desterrado de Inglaterra. Su última voluntad fue que al ser enterrado no le diera la espalda a México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *