Ciudad de México a 02 de diciembre del 2021.-El programa migratorio denominado “Remain in Mexico” (Quédate en México) fue ampliado por EEUU durante la administración anterior de Donald Trump (enero 2017-enero 2021), y había sido suspendido por el actual presidente, Joe Biden.

Esa decisión fue tomada en virtud de que Washington “ha aceptado las preocupaciones de carácter humanitario del Gobierno de México”, indica el texto oficial.
Washington anunció este jueves que, por orden una corte federal estadounidense, volverá a implementar la próxima semana una sección de la Ley de Inmigración y Nacionalidad de EEUU, conocida como sección 235(b) 2C, que permite expulsar de su territorio a las personas solicitantes de asilo que ingresaron irregularmente.
Migrantes en México - Sputnik Mundo, 1920, 01.12.2021

La Secretaría de Relaciones Exteriores detalla que entre esas preocupaciones expresadas destacan: asignar “mayores recursos para albergues y organizaciones internacionales, la protección para grupos vulnerables, la consideración de las condiciones locales de seguridad y de capacidad de albergue y de atención del Instituto Nacional de Migración (INM, México)”.
Otras peticiones aceptadas por la Casa Blanca contemplan la aplicación de medidas contra la enfermedad COVID-19, “como revisiones médicas y la disponibilidad de vacunas para las personas migrantes”.
Esas personas extranjeras estarán sujetas tanto a la mencionada Ley de Inmigración de EEUU como al polémico Título 42 del código sanitario estadounidense, que permite las expulsiones expeditas, sin permitir trámites previos ante un juez migratorio.
Finalmente, la cancillería señala que esos temas fueron abordados en el diálogo realizado a través de un grupo técnico de trabajo binacional sobre migración y desarrollo.
El Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi - Sputnik Mundo, 1920, 29.11.2021

EEUU informó a México que atenderá todas las “preocupaciones de índole humanitaria”, expresadas con respecto a la nueva puesta en práctica de su Ley de Inmigración y Nacionalidad.
México reitera finalmente su compromiso con los derechos humanos de personas migrantes, para mantener una “migración ordenada, segura y regular”.
Biden había suspendido el programa denominado “Quédate en México”, que mantenía en la incertidumbre a unos 25.000 migrantes que ya habían tenido cita con un juez estadounidense.
Sin embargo, de los casi 70.000 migrantes que llegaron a la frontera norte mexicana, el Gobierno de México informó en febrero de este año que solo unos 6.000 permanecían en la franja fronteriza esperando trámites ante los rechazos masivos y lentitud en la atención a los pedidos de asilo durante la administración de Trump.

Tomado de Sputnik.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *