Varios factores pueden contribuir a un alto nivel de glucosa en la sangre (hiperglucemia) en las personas con diabetes. Los factores incluyen la elección de alimentos y actividad física, algunos medicamentos, y la omisión o administración insuficiente del medicamento para reducir la glucosa. Además, una enfermedad, una lesión, una cirugía, el estrés, la menstruación y la menopausia pueden influir en los niveles de glucosa en la sangre.

El estrés físico o emocional provoca la liberación de hormonas que pueden causar niveles altos de glucosa en la sangre. En las mujeres, la menstruación y la menopausia causan cambios hormonales que afectan los niveles de glucosa en la sangre.

Los controles periódicos del nivel de glucosa en la sangre revelarán los patrones existentes y ayudarán para que tú y el equipo de atención médica puedan controlar tu diabetes. Si tienes una hiperglucemia persistente, habla con el equipo de atención médica sobre cómo ajustar tu tratamiento para la diabetes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *