Las coles de Bruselas son legumbres altamente nutritivas. Su consumo brinda numerosos beneficios a nuestra salud. Te contamos por qué es una buena idea agregar este alimento a tu dieta.
Estas diminutas coles son bajas en calorías, pero ricas en nutrientes. Poseen niveles particularmente altos de vitamina K, necesaria para la coagulación de la sangre y la salud de los huesos. Una taza de este alimento (cerca de 80 gramos) proporciona aproximadamente un 140% de las recomendaciones dietarias diarias de esta vitamina, detalla Healthline.
También son ricas en vitamina C, un antioxidante que ayuda a promover la absorción de hierro en el organismo, actúa en la reparación de los tejidos y fortalece el sistema inmune. Una taza ofrece más del 80% de la cantidad de este nutriente que necesita nuestro organismo al día para mantenerse saludable.
Además, las coles de Bruselas son ricas en fibras dietarias, las cuales ayudan a mantener la regularidad intestinal y la buena salud de este órgano. La ingesta de fibra también se ha asociado con otros beneficios para la salud, como una disminución en el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes.
Asimismo, los repollos de Bruselas contienen kaempferol, un antioxidante que además de también promover la salud del corazón, ayuda a reducir el crecimiento del cáncer, además de disminuir la inflamación en el cuerpo.
De hecho, algunos estudios sugieren que el consumo de esta legumbre podría ayudar en la prevención del cáncer. Agregar coles de Bruselas y otras verduras crucíferas a la dieta puede ayudar a proteger contra los cánceres de estómago, pulmones, riñones, mama, vejiga y próstata, apunta WebMD.
La ingesta regular de este alimento se ha asociado también con riesgo reducido de padecer diabetes tipo 2. Se cree que esto se debe al ya mencionado hecho de que estas coles son ricas en fibras, que ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre, sostiene BBC Good Food. También son ricos en ácido lipoico, un antioxidante que se ha asociado con mejoras en la sensibilidad a la insulina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *