Por sus grasas sanas, estas semillas ayudan a mantener índices sanos en el colesterol de sus consumidores, además de aportar en la consolidación de una dieta balanceada.
Se trata de las nueces, almendras, avellanas y cacahuates.

Por su contenido de ácidos grasos omega-3, las nueces pueden contribuir a mejorar la salud cardiovascular, además de aportar ricos contenidos en minerales. Sus grasas insaturadas contribuyen a la regulación de colesterol en el cuerpo.

Las almendras pueden ayudar a regular los niveles de glucosa en sangre, lo que las vuelve óptimas para las personas diabéticas o en riesgo de padecer diabetes, además de que aportan fibra y con sus grasas saludables también reducen el colesterol y contribuyen a la salud cardiovascular.

Por contener compuestos identificados como esteroles vegetales, las avellanas pueden ayudar a bloquear el colesterol nocivo, además de que también aportan grasas saludables.
En cuanto a los cacahuates, están compuestos de ácidos grasos monoinsaturados, lo que contribuye a regular el colesterol, además de que generan saciedad y, por ello, pueden ayudar a regular el peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *