Arturo Garrido es uno de los más destacados bailarines, coreógrafos y directores de escena mexicanos. Fundador en México de agrupaciones emblemáticas como Andamio y Barro Rojo y de la francesa Vidurbane, ha sido director de la Compañía Nacional de Danza del Ecuador. Por ello ha obtenido numerosos reconocimientos nacionales e internacionales.

 

Luego de recorrer festivales y foros en Alemania, Estados Unidos, Francia, Latinoamerica y México, en 1998 creó la compañía Proyecto Coyote como “una propuesta escénica alternativa que se distancia de los conceptos y corrientes de moda para adentrarse en el espíritu profundo de nuestra cultura, buscando interpretar desde un lenguaje contemporáneo al hombre actual”.

 

Por cuatro únicas funciones se presentará la más reciente creación coreográfica de la compañía titulada Las soledades de Susana San Juan, pieza basada en uno de los personajes de la obra literaria Pedro Páramo, de Juan Rulfo, para reflexionar acerca de la actualidad de los pueblos originarios de nuestro país.

 

Las presentaciones se llevarán a cabo los días jueves 18 y viernes 19 de noviembre a las 20:00 horas, sábado 20 a las 19:00 y domingo 21 a las 18:00 horas en el Teatro Sergio Magaña de la colonia Santa María la Ribera, bajo la dirección del propio Arturo Garrido y la participación de un elenco formado por Alejandra Mendoza, Leila Roque, Montserrat Chávez, Eréndira Rodríguez (Naxelli De Loera) y Josué Ramírez (Tristán Garrido).

 

En Las soledades de Susana San Juan los personajes están mimetizados entre escombros de voces, cosas y recuerdos rotos, y es desde allí que salen para rememorar el pasado, único tiempo en el que habitan. Siempre errantes, caminan sin saber adónde, con una firme búsqueda de algo que no saben. Transitan por un espacio físico y psíquicamente limitado. El olvido y la soledad los rodean.

 

Para Arturo Garrido, el personaje de Susana San Juan representa “la posibilidad de lo otro, de la otredad. Puede ser un rayo de luz en un mundo infausto y desdichado, pero no es la redentora, a lo sumo, se salva a sí misma”.

 

De entre las tinieblas aparecen cinco personajes, cuatro mujeres y un hombre, quienes portan consigo una reliquia cada uno. Un retrato, una maleta, una silla plegable, un portafolio y la figura de un santo que es lo único que les queda de su vida pasada.

 

Pero también es lo que les ata a ella –dice el coreógrafo–: “Estas personas no pueden regresar al idilio que les fue arrebatado, mucho menos pueden seguir adelante. Se encuentran en el limbo. Sus movimientos e interacciones no son más que recuerdos actualizados, ni pasados ni presentes, ni perceptibles ni imperceptibles; son fantasmales”.

 

El escritor Ricardo Albares reflexiona que: en la obra se proyectan tres niveles de significación: la ficción metafórica de la novela, la realidad interior de la devastación psíquica y la realidad exterior de la devastación social. “En la última escena, una de las protagonistas se desviste y nos muestra su cuerpo envuelto en vendas. Es la violencia sufrida la que ha condenado a estos personajes a la subsistencia errante, la que les ha arrebatado su presente”.

 

Las soledades de Susana San Juan se escenificará los días jueves 18 y viernes 19 de noviembre a las 20:00 horas, sábado 20 a las 19:00 y domingo 21 a las 18:00 horas en el Teatro Sergio Magaña (Sor Juana Inés de la Cruz 114, colonia Santa María La Ribera, Metro San Cosme), con respeto a las disposiciones del semáforo epidemiológico vigente: uso permanente de cubre-bocas, gel anti-bacterial y registro de código QR por parte tanto del personal del teatro como de los espectadores.

 

Admisión: entrada general, 168 pesos. Aforo al 75% de la capacidad de público del Teatro. Los boletos se pueden adquirir en la taquilla del teatro y en las plataformas digitales de Ticketmaster.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *