El Museo Nacional de la Cartografía tiene la finalidad de dar a conocer al público en general la evolución cartográfica de nuestro país a través de su historia.
Demuestra que desde tiempo atrás existe la necesidad de orientarse, por tal motivo se inventaron varios métodos que fueron plasmados en piedras y papel, lo que se convirtió en códices, mapas, cartas, planisferios, entre otros. Esto dio origen a la cartografía.
El museo se encuentra en el Ex Convento de San José, ubicado en Tacubaya, fue construido en 1686, por la orden religiosa de los Dieguinos, que llegaron a la Nueva España desde 1580.
En el año de 1827, a raíz de las leyes borbónicas, el convento fue clausurado. Pero en 1843 reabrió sus puertas para figurar como un cantón militar en servicio hasta 1859, año en que sufrió la demolición de una parte de lo que fue el claustro, lo que dió inicio a la desaparición paulatina de este complejo. Para ese mismo año, la capilla y el claustro pasaron a manos del Gobierno Federal.
En 1914 el templo cerró definitivamente y fue remodelado en 1917 para ser empleado como albergue militar hasta 1935, cuando se ordenó que se integraran dichas fábricas a la Dirección General de Materiales de Guerra.
En el año 1992 las instalaciones fueron ocupadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia como bodega de archivos históricos hasta 1997. La Secretaría de la Defensa Nacional solicitó el edificio para restaurarlo y acondicionarlo para el actual Museo Nacional de Cartografía que presenta once áreas:
• Códices que se les considera como los precursores de la cartografía
• Mapas de la Nueva España
• Mapas de la Ciudad de México
• Mapas de la comisión Geográfica exploradora
• Área de instrumentos para elaborar planos y cartas
• Área dedicada a la Dirección de Geografía y Meteorología
• Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas
• Dirección General de Cartografía
• Instituto Nacional de Estadísticas. Geografía (INEGI)
• Consejo de Recursos Minerales

Texto y fotografía: Denisse Chávez / Maya Comunicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *