Un viaje en ferry de 20 minutos, desde Cancún, y habrás llegado a Isla Mujeres, uno de los tres Pueblos Mágicos que encontrarás en Quintana Roo.

Este pedacito de tierra, de apenas siete kilómetros de longitud, es el primer lugar de México al que tocan los rayos del sol cada mañana. Para ver cómo el astro rey se levanta sobre sus aguas cristalinas y turquesas, debes viajar a Punta Sur. Pero, esta no es la única razón para ir, pues cada año, de mayo a septiembre, esta zona del país se engalana con la llegada del tiburón ballena, el pez más grande del mundo, con el que puedes esnorquelear. Los lugareños aseguran que se pueden ver hasta 300 ejemplares.

¿Qué se puede hacer en Isla Mujeres?
Las dimensiones de Isla Mujeres permiten que se recorra de un extremo a otro, a pie, en bicicleta o carritos de golf. Así que no tendrás problema para llegar a Punta Norte, donde está el Parque Natural El Garrafón. Su tirolesa sobre el mar y esnórquel en el arrecife coralino son de las cosas que no te puedes perder. También cuenta con un centro biológico para la protección de tortugas; en septiembre se hacen liberaciones masivas de crías.

En el malecón de Isla Mujeres es donde se concentran restaurantes y bares de ambiente caribeño, tiendas de joyería, estudios de tatuajes y varios hostales. Sin embargo, el destino tiene una lista de 60 hoteles de diversas categorías, ya sea en Plan Todo Incluido, recomendados para familias, o los boutique, por si vas en plan romance.

Isla Mujeres también es reconocido como un destino para relajarse, así que déjate consentir en alguno de sus spas para volver de tu viaje con cuerpo, mente y espíritu, renovados.

El MUSA es el primer museo subacuático de México y se encuentra frente a Isla Mujeres, en el área del Parque Nacional Costa Occidente. Está integrado por 515 esculturas de tamaño real, diseñadas por varios artistas y elaboradas con cemento marino que genera el crecimiento de arrecifes coralinos.

Las obras están distribuidas en tres galerías a diferentes profundidades: Manchones, Punta Nizuc y Punta Sam. Para observarlas, no necesitas ser buzo. Por ejemplo, la obra “Bendiciones” (seis manos gigantes reposando sobre un arenal) está a 3.5 metros de profundidad y es visible desde la superficie.

¿Cómo llegar al MUSA?
La mejor manera de llegar al Museo Subacuático de Arte, es contratando un tour de esnórquel o buceo. La transportación puede ser en barco con fondo de cristal o lancha rápida. La mayoría de los prestadores de este servicio incluyen una visita a la segunda barrera arrecifal más grande del mundo, el Arrecife Mesoamericano, de casi mil kilómetros de longitud.

El Museo Subacuático fue fundado por el británico Jason deCaires Taylor, en 2009. Además de artista es naturalista submarino y fotógrafo. Ha creado dos museos submarinos más en el mundo, el Museo Atlántico de Lanzarote (España) y el Jardín de las Esculturas Submarinas de la Bahía Molinere (en la Isla Granada). En el caso del MUSA, el propósito de su instalación fue la recuperación del arrecife. Por el impacto del ser humano y el paso del huracán Wilma (2005) estuvo amenazado. Además, sirve para balancear la carga de visitas que hay a diario en el arrecife natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *