México a 23 de noviembre del 2021.- El pasado 4 de agosto, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, informó que el gobierno mexicano iniciaría acciones legales contra empresas como Beretta USA, Barett Firearms Manufacturing, Colts Manufacturing Co y Glock Inc., entre otras.

Según la demanda presentada, las empresas incurrieron en “acciones negligentes de empresas involucradas en el comercio de armas”, entre las que se incluye el “fomento el acceso a armas de alto poder como las utilizadas en ataques masivos y en incidentes de violencia en México.
“Organizaciones criminales en ambos lados de la frontera compran en supermercados, por internet, ferias de armas y a traficantes, miles de pistolas, rifles, armas de asalto y municiones, que son utilizadas en la comisión de actos ilícitos en México”, se lee en la tarjeta informativa difundida por la Cancillería en agosto.
Fue hasta este 22 de noviembre cuando las 11 empresas respondieron a la demanda y solicitaron a la Corte Federal de Boston, en Massachusetts, anular la acción penal del gobierno mexicano.
En su respuesta, Barrett Firearms Manufacturing aseguró que los reclamos que hace México son “vagos, demasiado amplios”, además de que carece de “acusaciones específicas directas” contra las compañías.
“La queja del demandante tiene más de 130 páginas e incluye más de 560 párrafos. Sin embargo, a pesar de toda esa verborrea, la demanda no proporciona afirmaciones fácticas que demuestren de manera plausible un derecho a cualquier reparación del demandante contra Barrett”, se lee en la declaración de la firma.
La respuesta se da el mismo día que Marcelo Ebrard criticó al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por no hacer lo suficiente para acabar con el tráfico de armas.
“Nuestros esfuerzos han sido, debemos reconocerlo, insuficientes. Debemos hacer más para disminuir el desvío y tráfico de armas y sus consecuencias negativas, en particular en países que se debaten con altos niveles de violencia criminal”, declaró el funcionario mexicano en Nueva York.
La Cancillería mexicana por su parte confirmó la respuesta de 11 productoras de armas y aseguró que, como era previsto, se pidió anular las demandas.
La SRE precisó que será hasta el 31 de enero cuando presente la respuesta a la solicitud de las compañías, para después esperar una contrarréplica de los demandados, misma que tendrá que ser emitida antes del 28 de febrero.
“Tales señalamientos se atenderán de manera precisa en el escrito de réplica y ante la corte. De ninguna manera se litigará este caso en los medios de comunicación”, se lee en la tarjeta informativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *