Un hombre captó el momento en que un enorme aligátor devora otro más pequeño en California del Sur, según informó USA Today.

En el video publicado este viernes en Twitter por Taylor Soper, el depredador, medio sumergido en un estanque, se traga al otro reptil de dos metros de longitud en cuestión de segundos, antes de descender tranquilamente de nuevo al agua. “Es un maldito dinosaurio”, comentó el hombre.

Según Soper, el incidente tuvo lugar en el patio de sus padres en el condado de Horry y fue precisamente su padre quien grabó el ataque. El hombre reveló que no es el único caso de canibalismo detectado en las últimas semanas y que fue testigo de cómo el fin de semana pasado, el reptil que cayó víctima del aligátor de mayor tamaño, había devorado a otro aún más pequeño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *