El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, se reunió este 3 de noviembre con funcionarios del gobierno mexicano para hablar sobre la reforma eléctrica propuesta por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.
Sin precisar con qué funcionarios se reunió, el embajador estadounidense aseguró que quiere aprender sobre el “ímpetu de esta reforma constitucional” y expresar las “serias preocupaciones de EEUU” respecto a esta propuesta.

Salazar también se reunió con el secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez, para tratar posibles oportunidades de inversión en el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

Congresistas se dicen preocupados
Horas después de la publicación del embajador de EEUU, se dio a conocer que 40 congresistas estadounidenses enviaron una carta a su secretaria de Comercio, Gina M. Raimondo, la secretaria de Energía, Jennifer M. Granholm, y el secretario de Estado, Anthony Blinken, para exigir que se presione al gobierno mexicano para frenar acciones discriminatorias.

En la misiva, los legisladores afirmaron que la reforma eléctrica que se discute pretende dar más poder a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por encima de empresas privadas, lo que es contrario al Tratado de Libre Comercio de México, EEUU y Canadá (T-Mec) que el gobierno de López Obrador suscribió.

Además, aseguraron que dicha reforma es parte de una “abrumadora lista de acciones discriminatorias” que, además, impedirán que México cumpla su compromiso de generar el 35% de la electricidad con energías limpias.

Aunque no hay una respuesta oficial a este posicionamiento, el coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, afirmó que la aprobación de la reforma eléctrica podría darse hasta abril de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *