CDMX 12/11/ 2021.- La planta mexicana de Audi, perteneciente a Grupo Volkswagen, se convirtió en un par de años en la principal productora del modelo de lujo más vendido de la marca, el Q5, a nivel mundial.

La producción de la fábrica de Puebla en San José Chiapa comenzó en 2016, desde Alemania, cuando Audi decidió pasar la producción de Q5 de Ingolstadt a México con el objetivo de tener más espacio para la producción de Q3 y mejorar el abastecimiento al mercado estadounidense.
Para 2017, la armadora mexicana ya era la que más vendía modelos Q5 tanto en Estados Unidos como en el mundo, por lo que comenzó a recibir los pedidos de los más de 2.000 concesionarios de la marca en todo el mundo.
“Esta fue la primera planta en México completamente dedicada a la producción de vehículos Premium. Luego llegaron BMW y Mercedes-Benz. Fue una buena decisión venir a México”, reconoce en entrevista para Expansión, Tarek Mashhour, director de la fábrica mexicana y uno de los directivos encargados de su planeación y construcción.
De acuerdo con Mashhour, entre enero y octubre de este año Audi vendió 1,35 millones de autos en todo el mundo, de los cuales el 17% (226.084) eran modelo Q5, el más vendido, seguido del Q3, el segundo más demandado de la firma.
En el mismo periodo, del 99% de las unidades que se ensamblaron en Puebla (122.676 de 124.111) se exportaron a Alemania (42%) y a Estados Unidos (32%), donde Audi enfrenta un nuevo reto para implementar todas las reglas que se establecieron en el T-MEC.
“La planta mexicana es la única que ensambla este modelo para todos los mercados. China tiene una operación, pero es para abastecer el mercado local”, agregó Tarek.
A pesar de la escasez de chips que afecta la producción automotriz mundial, este año esperan cerrar con una producción de 135.000 automóviles, una cifra mayor a la de 2020, pero menor a la que esperan tener en 2022 ya con una producción completa sin afectaciones por la pandemia de COVID-19.
Sobre la fabricación de autos eléctricos en México, en el marco del compromiso que hizo Grupo Volkswagen para producir sólo este tipo de vehículos para 2030, Tarek Mashhour confirmó que esta es una estrategia prioritaria para la marca, pero no quiso dar más detalles de si será la adaptación del Q5 o un nuevo modelo.
“La estrategia del grupo es ir hacia lo eléctrico y antes de 2030 tenemos que hacer este cambio para producir ya sólo vehículos eléctricos. Pero en este momento no puedo hablar ni del modelo ni de la fecha, porque es top secret. Tenemos que preparar a la compañía, tenemos que ver cómo vamos a construir la batería y cómo vamos a integrar todo esto”, declaró el directivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *