CDMX a 15 de noviembre, 2021.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reafirmó la postura del Gobierno de su país contra el bloqueo a Cuba impuesto por EEUU a principios de la década de 1960, y evitó opinar sobre la las marchas opositoras convocadas para el 15 de noviembre.

El jefe de Estado reafirmó así la postura de México en el marco de la Organización de las Naciones Unidas, que rechaza el embargo económico con sucesivas resoluciones aprobadas desde 1992.
El mandatario respondió así a una pregunta sobre las marchas convocadas para por la oposición cubana en varias ciudades de la isla, por la liberación de prisioneros políticos y en apoyo a los derechos de los cubanos.
“Sencillamente no tengo opinión, son decisiones de otros país, pienso que debería de cambiar la política en general que no haya represalias en contra de pueblos, gobiernos que han decidido tener un sistema político determinado de acuerdo a su idiosincrasia , historia y procesos internos”, dijo el gobernante.
El Gobierno de EEUU instó a las autoridades cubanas a permitir y no reprimir las marchas opositoras, así como tampoco bloquear el acceso a Internet en la isla durante las manifestaciones.
La plataforma Archipiélago, liderada por el dramaturgo Yunior García Aguilera, es la convocante de la marcha prevista para el 15 de noviembre en Cuba.
Además de negar una relación con EEUU, la plataforma recalca que las manifestaciones se ajustan al derecho constitucional, son pacíficas y cívicas, y que sus acciones no están movidas por ambiciones de poder.

Contra la intervención

Sin embargo, el Gobierno cubano dice que la marcha es una “provocación” para “desestabilizar” a la Administración.
López Obrador insistió en la postura de México sobre el país caribeño, basada en la política exterior de “no intervención”.
Citó de nuevo la frase de un presidente mexicano del siglo XIX, Benito Juárez (1858-1872): “entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”, recordó.
El gobernante comparó además las consecuencias de las sanciones económicas estadounidenses entre los migrantes de ambos países que residen en EEUU.
“En México, en los momentos difíciles que hemos atravesado por la pandemia recibimos apoyo de los mexicanos que viven y trabajan en EEUU, se han incrementado muchísimo las remesas (…); por el bloqueo que hay en Cuba, los cubanos de EEUU que decidieron vivir y trabajar en EEUU no pueden enviar a sus familiares apoyos”, contrastó.
Consideró injusta esas políticas: “no tienen nada que ver con la fraternidad universal, esas medidas son retrógradas”.
En cuanto a la marcha opositora consideró que “es un asunto de ellos (los cubanos), allá que lo resuelvan, si trato eso este tema se puede interpretar que no soy objetivo”, puntualizó.
Finalmente elogió que después de dos siglos de predominio de una sola política en América un país tenga “la arrogancia de sentirse libre e independiente”.
Las marchas buscan continuar las protestas en Cuba registradas en julio por la escasez de alimentos, medicinas y el manejo de la pandemia, que terminaron en enfrentamientos con partidarios oficialistas y las fuerzas del orden, con decenas de heridos y detenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *