La serie sobre la vida de Diego Maradona es un éxito pero también incluye algunas llamativas imprecisiones históricas. Las críticas apuntaron, entre otros, a detalles en el año en que comenzaron los excesos hasta el papel de Guillermo Coppola en el incidente que casi le cuesta la vida en el año 2000.
La víspera del cumpleaños número 61 de Diego Armando Maradona —el primero desde su fallecimiento— fue la fecha prevista para el lanzamiento de la serie biográfica Maradona: sueño bendito, emitida por la plataforma Amazon Prime. Y a pesar de tratarse de la figura más amada por los argentinos, ya el primer capítulo desató algunas sensaciones encontradas en los fanáticos, que advirtieron varios “errores” en fechas, datos y detalles de la vida del Diez.
Los errores de la serie de Maradona que enfurecieron a los fanáticos

La muerte de Perón
El primer episodio de la serie, en el que se cuentan los inicios de Diego Maradona en el fútbol infantil, incluyen una imprecisión histórica que, si bien puede ser irrelevante para la trama, hizo ruido a los espectadores, sobre todo por ser un dato que relaciona al número 10 con otra figura por demás popular de Argentina, el general Juan Domingo Perón.
En la serie, Maradona se entera de la muerte de Perón cuando, al regresar a su casa para comunicarle a su familia que ha sido fichado en el equipo de Los Cebollitas, ve que todos están escuchando por la radio la noticia de la muerte de Perón. En ese momento Maradona tiene nueve años, por lo que debería ser el año 1969. Sin embargo, el tres veces presidente argentino falleció en 1974, cuando el delantero ya tenía 14 años.

El encuentro con Pelé
A veces, las ficciones basadas en hechos reales deben tomarse algunos atrevimientos para que ciertos episodios sean un poco más llamativos de lo que fueron en realidad. Eso parece haber sucedido con el mítico encuentro que un joven Maradona tuvo con el brasileño Pelé en Rio de Janeiro en 1979.
La visita de Maradona a la casa de Pelé había sido coordinada por el periodista Guillermo Blanco —que en la serie es extrañamente rebautizado como Ricardo Suárez— para hacer una producción para la revista deportiva El Gráfico.
Según reproduce el diario argentino La Nación, la serie muestra que Pelé recibe a Maradona rodeado de mujeres semidesnudas y entre lujos. Sin embargo, aquella reunión fue mucho más sobria: Pelé recibió al argentino con una guitarra, le dio consejos y las manos del brasileño estaban “serenas y apacibles”, según la propia crónica de Blanco, que también destaca que la estrella del Santos “se despoja de su corona de dólares y se muestra tan humilde y sincero como pocas veces puede parecer”.
Por si fuera poco, en aquella reunión también estuvo el padre de Maradona, que de acuerdo al periodista lloró al escuchar las palabras de Pelé.

La fecha en que comenzaron los excesos
Por supuesto, una serie biográfica sobre Maradona tiene que tener los excesos del astro como uno de los puntos más dramáticos. Para sorpresa de los aficionados, la serie adelanta dos años el gusto de Maradona por la noche, el alcohol y las drogas.
En efecto, la serie muestra que Maradona se va de juerga la noche en que firma su contrato con Boca Juniors, el primer gran salto de su carrera. Eso sucedió el 20 de febrero de 1981 pero se sabe que en realidad aquella noche no salió de fiesta sino que disputó un recordado amistoso entre Boca y Argentinos en el que el 10 disputó un tiempo con cada equipo. De hecho, el propio Maradona recordó aquel episodio en su cuenta de Instagram en febrero de 2020.

También fue Maradona el encargado de revelar, en más de una oportunidad, que su gusto por la noche y el consumo de drogas no comenzaron hasta 1983, cuando defendía al FC Barcelona y vivía en la ciudad catalana.

La hospitalización en Punta del Este y el papel de Coppola
El mal momento de salud que Maradona vivió en el balneario uruguayo Punta del Este en los albores del año 2000 es uno de los puntos más críticos de su vida, al punto que la serie lo escoge para comenzar el relato biográfico.
Sin embargo, la forma de narrar el incidente también generó polémica. En la serie, el representante Guillermo Coppola aparece como desinteresado por la gravedad del cuadro de salud de Maradona y se da a entender que prefiere llevarlo en su vehículo —y no esperar una ambulancia— para evitar un escándalo.
Además, Coppola es mostrado deteniendo el vehículo en una estación de servicio para tomar un café, aparentemente indiferente a la urgencia.
El propio exrepresentante de Maradona intentó aclarar esto luego de la emisión del primer episodio. En un mensaje enviado al canal argentino América TV, apuntó que “es una serie de ficción y como tal hay que tomarla”.
“La historia es mucho más dramática de lo que se cuenta. La idea en ambulancia fue ganar tiempo porque si no, no llegábamos”, explicó, en relación a su decisión de trasladar a Maradona en un vehículo y no en la ambulancia porque “de haberla esperado no sabíamos el tiempo que hubiésemos tardado”.
Coppola apuntó que sí se detuvo en una estación de servicio pero no a tomar un café sino a cargar nafta. “No tomo café”, precisó, con ironía, en referencia al detalle presentado por la serie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *