Un equipo de científicos de la Universidad de Burdeos, en Francia, ha encontrado una relación entre la aparición de enfermedades vasculares cerebrales y la cantidad de pescado consumido.

Los científicos analizaron los hábitos alimenticios y las resonancias magnéticas cerebrales de 1.623 personas mayores de 65 años sin antecedentes de accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardiovasculares o demencia.

Para realizar el estudio, los investigadores dividieron los datos en cuatro grupos de acuerdo a la frecuencia con que comían pescado, desde una vez a la semana o menos, hasta cuatro veces a la semana o más, y luego se comparó con la cantidad de signos de enfermedad vascular.

El estudio publicado en la revista Neurology concluyó que cuanto más a menudo las personas comían pescado, menos signos de daño mostraban en los estudios de resonancia magnética cerebral. La relación era especialmente pronunciada en las personas de 65 a 69 años.

“Este estudio proporciona evidencia de clase II y demuestra que en individuos sin accidente cerebrovascular o demencia, una mayor ingesta de pescado se asocia con una menor enfermedad cerebrovascular subclínica en la resonancia magnética”, señalaron los investigadores.

Esto evidencia un efecto beneficioso del pescado que puede ayudar a prevenir enfermedades vasculares cerebrales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *