CDMX a 15 de noviembre, 2021.- El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022 aprobado por el pleno de la Cámara de Diputados busca combatir dos grandes males de la nación mexicana: la desigualdad social y la corrupción, afirmó la legisladora del grupo parlamentario de Morena, Evangelina Moreno Guerra.

La también integrante de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública afirmó que los recursos públicos -que en esta soberanía son destinados a las instituciones del Estado mexicano- deben ser administrados con eficiencia, austeridad y honradez, “como lo hace nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, quien desde el 2018 emprendió una cruzada contra los privilegios y los lujos de la burocracia”, aseguró la legisladora.

“Estoy convencida de que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2022 cumple con los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo y servirá para reducir la brecha desigualdad social que existe en nuestro país y no para garantizarle una vida de derroche y lujos a los servidores públicos, mucho menos a los ricos de siempre que veían al presupuesto como un botín”, agregó.

En ese sentido, subrayó que no basta con que esta soberanía apruebe un Presupuesto de Egresos con una visión social y comprometida; no basta con que se aumenten los recursos destinados a reducir la pobreza, la falta de oportunidades, la marginación y la exclusión social.

Consideró necesario consolidar un presupuesto que tenga la capacidad de detectar y sancionar a aquellas instituciones en las cuales se cometen malas prácticas y excesos en el ejercicio del presupuesto público.

La legisladora Moreno Guerra indicó que un ejemplo de derroche y de salarios excesivos se observa en el Instituto Nacional Electoral y en el Instituto Federal de Telecomunicaciones y eso es lamentable -dijo- porque en el caso de “la creación del INE no fue un regalo de las élites o de la clase política en turno, fue producto de una lucha de las y los mexicanos que se cansaron de tantos fraudes electorales”.

Reconoció que el PEF 2022 trae un incremento para Baja California, aunque consideró poco oportuno el descuento al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo (FONE), ya que en Tijuana existe una alta demanda educativa, porque a dicha ciudad fronteriza migran muchas familias de comunidades indígenas o de zonas rurales de México en donde existe bajos índices de escolaridad.

También consideró que se debió concretar la asignación de más recursos al “Programa para el Bienestar Integral de los Pueblos Indígenas”, para que tenga una verdadera suficiencia presupuestal y se cuente con las condiciones de apoyar sin restricciones a las 35 Casas de la Mujer Indígena (CAMI´s) que se encuentran en la República Mexicana.

A pesar de ello, la diputada tijuanense reconoció que se aprobó un presupuesto con visión social. Asimismo, hizo un exhorto para que “hoy más que nunca las diferentes fuerzas políticas del país debemos trabajar de forma unida para erradicar la desigualdad social y la corrupción que tanto daño han hecho a nuestra nación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *