CDMX a 26 de octubre de 2021.-Al menos en cinco estados de México se tienen casos registrados de reclutamiento de menores de edad por parte de grupos criminales a través de videojuegos.

 

 

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), existen al menos 10 carpetas de investigación por casos de niños y adolescentes que fueron contactados por narcotraficantes en Baja CaliforniaOaxacaJaliscoTlaxcala y Coahuila.

 

El subsecretario de la SSPC, Ricardo Mejía, reconoció que desde el año pasado han visto un incremento de casos derivado del confinamiento por COVID-19.

 

Actualmente, las autoridades no cuentan con un estudio que ayude a estimar el número de casos, aunque en 2018, el entonces secretario de Seguridad Alfonso Durazo, indicó que cerca de 460.000 adolescentes son reclutados por el crimen organizado.

 

 

“Estamos tratando de determinar el alcance, pero nosotros tenemos ya algunos casos documentados a través de la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase), que dependen de la SSPC, también aquí nos reportan privaciones de la libertad, secuestros y a veces casos de desaparición”, comentó Ricardo Mejía.

El funcionario mexicano detalló que el modus operandi para cooptarlos inicia, primero, con el consumo de drogas, luego los invitan a ser narcomenudistas, halcones y finalmente sicarios, donde ya son adiestrados y generalmente usados como carne de cañón.

 

 

El tema cobró relevancia luego de que el pasado 20 de octubre, durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando se presentó un decálogo de ciberseguridad enfocado a prevenir el reclutamiento de menores a través de videojuegos.

 

 

La advertencia de la SSPC se basó en el llamado caso Free Fire, en el que se expone como tres menores de edad fueron contactados por miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) para ofrecerles trabajo, mientras estaban jugando de madrugada.

 

 

El tema ya había sido denunciado por The Wall Street Journal, medio que en septiembre compartió reportes de Facebook en los que se registraba que cárteles mexicanos usaban la plataforma para reclutar sicarios.

 

 

La presentación del caso generó diversas reacciones, entre ellas, la de la Red para los Derechos de la Infancia en México (Redim), quien consideró que para atender el problema no se debe responsabilizar a los videojuegos por la violencia que vive el país.

 

 

“Es una falsa solución pensar que se deben prohibir los videojuegos o retirarlos como la forma de atención a un problema estructural de violencia que aún no resuelve el Estado”, se lee en el pronunciamiento de Redim.

 

 

Tomado de SputnikNews.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *