Muertes por Covid-19 dejan caos testamentario en la CDMX

CDMX a 19 de febrero de 2021.- A pesar de que en la Ciudad de México existe una cultura testamentaria resultado de las jornadas notariales implementadas desde hace muchos años, la realidad es que la pandemia del Coronavirus tomó desprevenidos a todos, y 90 por ciento de las personas fallecidas por Covi-19 no tenían testamento, expuso el diputado perredista Víctor Hugo Lobo Román, quien refirió que esta situación ha dejado una problemática notarial en miles de familias capitalinas.

 

Ante ello, propuso un Punto de Acuerdo para solicitar al Gobierno local que de manera coordinada con las 16 alcaldías y la Consejería Jurídica se implemente un “programa emergente de regularización y condonación testamentaria”, de tal forma que se acerque a la población vulnerable dichos servicios y solicitar el refuerzo el trabajo que bridan las notarías a distancia.

 

En sesión remota, recalcó que a consecuencia de las muertes provocadas por el Covid-19, en la capital del país existe un “caos testamentario”, ya que sólo una de cada 20 personas realizó su testamento, lo que se traduce en un grave problema de certeza jurídica.

 

Sostuvo que a pesar de que en la capital del país existe una cultura testamentaria, la realidad es que la pandemia ha tomado desprevenidos a todos. Sin embargo, resaltó que 30 por ciento de los testamentos a nivel nacional provienen de la capital del país.

 

“Todos tenemos claro que el testamento es el único instrumento legal que permite a las personas poder disponer, después de la muerte de un familiar, de los bienes que les hayan dejado o deberes contraídos”, apuntó el diputado perredista.

 

Resaltó que la actividad notarial no cerró sus actividades durante la pandemia por ser considerada esencial y que muchos ciudadanos no tienen conocimiento del hecho, lo mismo ocurre con la información de los descuentos existentes, o a pesar de esas reducciones, miles de familias no pueden pagar el trámite.

 

El Punto de Acuerdo aprobado señala que la elevada tasa de mortalidad y la indefinición jurídica que heredan los afectados, al carecer de este documento jurídico,  hijos, familiares o cónyuges  quedan prácticamente imposibilitados para regularizar el bien heredado,  debido al elevado costo del juicio testamentario y las complicaciones para legalizar las casas, terrenos o bienes.

 

Finalmente, el documento señala que el programa de  las Jornadas Notariales, debe ser reforzado y aplicado de manera permanente en toda la ciudad, incluso se debe  actualizar  para facilitar  los trámites de manera virtual por videoconferencias.

 

Propuso que en los casos de imposibilidad de  traslado de parte del testamentario, se habilite a  personal capacitado e investido de fe pública para que de manera virtual se lleve a cabo la elaboración del mismo.

Deja un comentario