Los pueblos indígenas se suman a la defensa de la soberanía nacional, con la fortaleza de su organización comunitaria

CDMX a 22 de marzo de 2021.- “Desde esta sagrada tierra que vio nacer al Benemérito de las Américas, podemos afirmar que la transformación de la vida pública nacional que usted encabeza, es una realidad que está generando bienestar material y espiritual para nuestros pueblos y el conjunto de la sociedad mexicana”, aseguró ante el presidente Andrés Manuel López Obrador el director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes.

Al participar en la ceremonia por el 215 Aniversario del Natalicio del Benemérito de las Américas, Lic. Benito Juárez García, advirtió que, ante estos nuevos vientos de esperanza, también ven con preocupación las inercias, resistencias y la perversidad de quienes impusieron durante décadas el fallido régimen neoliberal, que no trajo más que despojo e injusticias, dolor y muerte, a nuestros pueblos y sus territorios.

“Con la fuerza de su poder y su dinero, pretenden detener el rescate de nuestra soberanía nacional, la recuperación del patrimonio público y la rectoría del Estado mexicano con relación a sus recursos estratégicos, como el petróleo y la generación de la energía eléctrica”, expresó en el acto realizado en la plaza cívica de Guelatao.

Explicó que han llegado al absurdo de utilizar a magistrados y jueces para tratar de imponer sus intereses particulares, tal como ha sucedido con las impugnaciones a las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica, lo que lleva a pensar en un nuevo andamiaje constitucional para la defensa del patrimonio de la Nación y los territorios de los pueblos indígenas.

“La historia habrá de juzgar a estos grupos políticos y económicos que pretenden imponer sus intereses y negocios particulares, al supremo bien común de todos los mexicanos; nuestro pueblo tiene mucha sabiduría, conciencia y memoria, cuenta usted con el apoyo popular, muy especialmente de quienes han sido olvidados y excluidos y, lo que es más importante, de su lado está la justicia y la razón”.

Ante los 26 presidentes municipales integrantes de la Unión Liberal de Ayuntamientos de la Sierra Juárez, Regino Montes expuso que con la grandeza de la organización comunitaria y siguiendo la tradición juarista, el gobierno federal avanza en el reconocimiento de los pueblos y comunidades indígenas como sujetos de derecho público.

Así ha quedado demostrado, con la asignación de un Fondo al municipio de Guelatao para impulsar su bienestar común, tal como lo anunció el presidente de México hace un año, recordó, y expuso que a la par en 137 municipios indígenas de Oaxaca se están construyendo sus caminos de concreto hidráulico.

Con ello, se impulsa un nuevo modelo de ejercicio de los recursos públicos, los cuales son administrados y ejercidos de manera directa por las comunidades; se generan empleos para sus habitantes y se rinden cuentas a las asambleas comunitarias, siguiendo los principios de la austeridad y honestidad republicanas.

Guelatao ejerce recursos directos al municipio 

Por su parte el presidente municipal de San Pablo Guelatao, Federico Hernández Ramírez, agradeció el financiamiento y la entrega de recursos públicos de manera directa al municipio, los cuales servirán para impulsar el progreso social con la participación y la observación ciudadana.

Informó que gracias a ello establecieron un modelo de economía social y comunitaria de impacto regional, con la creación de tres cooperativas: la de consumo y abasto, que favorece a las familias con productos de alta calidad a precios accesibles, además de otros servicios y dispendios; la de producción que contará con infraestructura de beneficio social e inversión turística, educativa y de impulso a la actividad agrícola, orgánica y pecuaria, así como la de ahorro y préstamo que brindará facilidades de crédito para proyectos productivos, comerciales y de fomento al ahorro.

Al ser el primer municipio indígena que recibe recursos de manera directa desde la federación, el edil sostuvo que se sentó un precedente de profundo valor para la patria, “hemos avanzado hacia el anhelado reconocimiento de sujeto de derecho público, articulado desde la transformación nacional, hacia una nueva relación entre los pueblos indígenas y el Estado mexicano”.

Reforma indígena 

El presidente municipal de Guelatao indicó que durante años han planteado el reconocimiento y respeto a la autonomía y la libre determinación que ejercen día con día, pues su visión natural de la vida los lleva a buscar siempre el bienestar común por encima del individual.

Mencionó que han sido partícipes de la realización de 56 foros regionales a nivel nacional para la Reforma Constitucional y Legal sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y Afromexicano, en la que exigen principalmente su reconocimiento como sujetos de derecho público, con base en su realidad y pensamiento propio.

Ante el presidente López Obrador, sostuvo que “esperamos que por su conducto esta iniciativa de reforma se someta al escrutinio de la 64 Legislatura del Congreso de la Unión”, pues este decente pensamiento lo hacen con la frase inmortal del presidente Juárez de que “nada por la fuerza, todo por la razón”.

Juárez, arraigo a la cosmovisión indígena 

Hernández Ramírez refirió que los serranos se sienten honrados por ser testigos y partícipes de los cambios profundos que necesita la república. En este mes, dijo, con la expropiación petrolera y el nacimiento de la patria, recordamos el ímpetu, la valía y la lealtad para poder defender lo nuestro.

La educación, la infraestructura carretera, la economía y la paz nacional, fueron apenas algunos de los grandes retos que libró con absoluta inteligencia y valor el benemérito de Américas, enfrentando las guerrillas organizadas por los conservadores de aquella época, quienes deseaban ostentarse en el poder por mucho más tiempo y con las más oscuras intenciones entreguistas.

 “Juárez y su arraigo a nuestra cosmovisión indígena, tiene su raíz en el reconocimiento de nuestro ser integral, subsistiendo con él los infortunios, que como pueblos originarios hemos enfrentado a lo largo del tiempo, teniendo a la organización comunitaria como una manera natural de entender el mundo”.

A su vez el presidente Andrés Manuel López Obrador comentó que por una de esas coincidencias de la vida, el natalicio del Benemérito ha coincidido tradicionalmente con el equinoccio de primavera, un día en que la oscuridad y la luz tienen la misma duración, las plantas florecen y la vida en la tierra brota con nuevas energías.

“No por coincidencia, sino por una lucha tenaz del pueblo de México, tras una noche neoliberal de cuatro décadas, nuestro país vive hoy una primavera política y social, en la que esta establecemos libertades, barremos la inmundicia de la corrupción y recuperamos la prioridad del estado mexicano que nunca debió perderse”.

Citó que esa prioridad es la de atender en primer lugar a los más desamparados, a los más oprimidos, a los que han sufrido desde siempre las mayores injusticias y los peores atropellos; entre esas personas están los adultos mayores, los que nos dieron educación, principios, ejemplo, identidad e historia y a los que decisiones injustas dejaron en el abandono y la intemperie.

Están también nuestros jóvenes a los que un proyecto depredador y corrupto dejó sin lugar en el mundo y están también nuestros pueblos originarios, víctimas de una labor de conquista, saqueo, destrucción y opresión, iniciada hace cinco siglos y continuada en el virreinato, incluso durante la república independiente.

“En esta primavera, en este renacimiento nacional, honramos pues la memoria del presidente Juárez, con acciones concretas, reiterando nuestro lema: primero los pobres”, agregó.

Participaron en el evento el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa; los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval y del Bienestar, Javier May Rodríguez; el subsecretario de Marina, Eduardo Rendón Arámburo y la subsecretaria de desarrollo social y humano de la secretaría del Bienestar, Ariadna Montiel Reyes.

En tanto la alumna de la escuela primaria “Benito Juárez” del municipio de Guelatao de Juárez, Daniela Yamileth Santiago Martínez, ante las y los asistentes ofreció el discurso alusivo “Juárez, Ejemplo de Principios y Valores”, mientras que el coro la banda filarmónica infantil y juvenil Yela Too se encargó de musicalizar y animar la ceremonia.

Deja un comentario