CDMX a 6 de noviembre de 2021.- Una caravana de migrantes de unos 10 países llegó hoy a la localidad de Arriaga, Chiapas, en su camino hacia la Ciudad de México donde piensan entregar sus demandas al gobierno.

En todo el recorrido iniciado en Tapachula el 23 de octubre, unas tres mil 500 personas han sido acosadas por elementos uniformados de la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración (INM), según denuncian sus voceros quienes proyectan imágenes de las trifulcas captadas en celulares.

Dos migrantes ya perdieron la vida y otros dos están hospitalizados por heridas de bala cuando un coyote (traficante de personas) no respondió al alto de los militares quienes dispararon al vehículo dentro del cual viajaban 13 migrantes. El hecho es investigado por las autoridades.

Voceros de la caravana admiten que, de nuevo, hubo momentos de tensión con agentes que detuvieron a los migrantes en la carretera, pero sin lograr que desistan de sus planes de llegar a la capital del país.

La caravana avanzó ayer de Tonalá a Arriaga donde se encuentran este sábado, en una ruta que los llevó por más de 24 kilómetros de carretera transitados por gran parte de ellos a pie y cargando sus mochilas.

En medio de la tensión, tras el fuerte enfrentamiento con la Guardia Nacional, muchos migrantes optaron por tomar tráileres, camiones y hasta camionetas particulares para trasladarse con mayor rapidez, a pesar de los riesgos que corren al viajar así.

Esto provocó que los marchistas se dispersaran aún más y dieran oportunidad a agentes migratorios de detener a algunos a quienes obligaron a entrar a vehículos para llevarlos de vuelta a Tapachula y que estos se resistieran.

Un fuerte despliegue de guardias nacionales y agentes del INM se posicionó en la caseta de inspección migratoria, ubicada a cinco kilómetros de la demarcación urbana de Arriaga donde detuvieron varios vehículos en los que se trasladaban los extranjeros, con el consiguiente enfrentamiento entre ambos bandos.

Finalmente, los caravanistas se impusieron y los uniformados se retiraron del punto y dejaron avanzar al contingente que comenzó a ingresar a Arriaga, el último municipio de Chiapas antes de ingresar a territorio oaxaqueño entre hoy y mañana domingo.

Su dirigente, Irineo Mujica, declaró que decidirán si toman la ruta mejor hacia Veracruz, pues temen que en Oaxaca haya represión por parte de la Guardia Nacional. Por eso, dijo, estamos conciliando la manera en que vamos a seguir avanzando, no nos van a parar, no nos vamos a detener.

Los migrantes llegaron agotados a este municipio localizado a más de 247 kilómetros de Tapachula. El grupo ha disminuido tras el intento de encapsulamiento de la Guardia Nacional, que provocó la detención de un centenar de personas y muchos más se dispersaron ante el temor de ser detenidos.

 

Tomado de: Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *