En sesión semipresencial, la Cámara de Diputados inició la discusión del dictamen con Proyecto de Decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2022, cuyo gasto neto total previsto asciende a 7 billones 88 mil 250 millones 300 mil pesos.

Al fundamentar el dictamen, el diputado Erasmo González Robledo (Morena), presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, expresó que la aprobación del gasto público es una de las funciones esenciales del Poder Legislativo que implica un control, un equilibrio y una coordinación con el Poder Ejecutivo para establecer las prioridades gubernamentales en la atención a las necesidades de la población.

Mencionó que para la construcción del dictamen se escuchó la voz de diversos actores y organizaciones sociales, todas las comisiones ordinarias entregaron su opinión, se organizaron mesas de diálogo abiertas a la participación de la sociedad en general en cinco temáticas: Gobierno, Desarrollo social, Desarrollo económico, Gasto Federalizado, y Presupuesto con perspectiva de género.

El Presupuesto de Egresos, recordó, forma parte de un Paquete Fiscal que busca preservar los equilibrios macroeconómicos y financieros, así como consolidar fuentes más estables y permanentes de ingresos, sustentadas en el fortalecimiento al marco tributario vigente, a fin de mejorar su eficiencia recaudatoria y reducir la evasión y elusión fiscal.

González Robledo subrayó que el gasto neto total contemplado en el dictamen del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2022, asciende a un total de 7 billones 88 mil millones de pesos, que representa un incremento en términos reales de 8.6 por ciento respecto a lo aprobado en el 2021.

Indicó que el presupuesto se presenta en un contexto en el que se refiere el impacto y la evolución de la pandemia por el Covid-19, la cual ha tenido en los sectores económicos y grupos de población un impacto específico que ha sido determinante en la recuperación de la actividad económica.

La propuesta, añadió, busca fundamentar su actuación en tres acciones básicas: fortalecer los apoyos de bienestar social para los grupos más vulnerables, apoyar proyectos de inversión que detonan el desarrollo regional del país, y mantener la estabilidad de las finanzas públicas.

Destacó el incremento a salud, “aspecto que siempre es indispensable para el desarrollo y el bienestar de las personas, pero ha adquirido mayor importancia, a partir del Covid-19”. Para esta función, abundó, se ha establecido un aumento de más del 15 por ciento en términos reales respecto al aprobado para este ejercicio 2021.

Añadió que se establecen mayores recursos para la adquisición de vacunas contra el Covid-19, para la atención a personal médico, la mejora de instituciones hospitalarias y mayor gratuidad en salud para personas no derechohabientes.

El diputado expuso que el Gasto Federalizado presenta un aumento de 4.7 por ciento en términos reales para llegar a un máximo histórico de dos mil 108.9 mil millones de pesos. Además, se prevé un gasto de inversión de 982 mil 287 millones de pesos, que implica 14.7 por ciento más recursos respecto al año anterior.

Con la finalidad de continuar con los apoyos a la población más vulnerable, añadió, se contemplan incrementos a programas fundamentales como: Pensión para Adultos Mayores, Pensión para Personas con Discapacidad y acciones para ampliar el alcance de IMSS-Bienestar.

“Estoy consciente de que aún hay muchas áreas de oportunidad en el proceso de presupuestación. Además, estamos ante una realidad en la que los recursos disponibles no son suficientes para atender todas las necesidades; sin embargo, es necesario actuar con responsabilidad y priorizar las acciones que permitan resolver de manera mejor los problemas públicos”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *