Zoológicos de Ciudad de México trabajan para lograr certificación internacional

CDMX a 5 de Agosto de 2017.- Los zoológicos de Chapultepec, Aragón y Los Coyotes, en la Ciudad de México, trabajan en un plan maestro para ser certificados por la Asociación de Zoológicos y Acuarios de Estados Unidos que les facilitará el intercambio académico y de animales, además de realizar mejoras en sus instalaciones.

La directora general de Zoológicos y Vida Silvestre de la Ciudad de México, Claudia Lewy Sánchez Aldana, explicó que expertos internacionales calificarán el estado de estos espacios en materia de instalaciones y cuidados disponibles para los dos mil 450 animales de 220 diferentes especies nacionales y extranjeras que viven en los tres parques.

En entrevista con Notimex, comentó que en noviembre próximo, especialistas internacionales visitarán el zoológico Los Coyotes, ubicado en la delegación Coyoacán, para supervisar los estándares mínimos en que se mantiene a los animales bajo el cuidado humano. Para ello, destacó que ya elaboran un programa de recapacitación de personal operativo en temas de salud, condicionamiento operante y otros temas, con el propósito de lograr la certificación.

Mencionó que los médicos veterinarios del parque tomarán un diplomado para su actualización, aunado a que desde hace dos años rehabilitan muchos de los espacios de albergue de animales y áreas de servicios.

La certificación permitirá realizar de manera más sencilla los intercambios de ejemplares con los zoológicos de Estados Unidos, así como de personal académico especializado en conservación con los mejores parques animales del mundo.

La funcionaria indicó que el plan maestro de cada zoológico busca contar con instalaciones en condiciones óptimas, incrementar o introducir otras especies, e incluir ejemplares considerados prioritarios para su reproducción, principalmente las mexicanas endémicas con amenaza de extinción, y otras variedades extranjeras.

Precisó que el zoológico de Chapultepec alberga a mil 200 animales, Aragón resguarda a mil ejemplares y Los Coyotes a 250, los cuales reciben cuidados médicos y zootécnicos, de nutrición, de medicina preventiva, alojamiento y hábitat.

Aseguró que mantienen especial cuidado en la reproducción de los animales con programas de control de la natalidad para evitar nacimientos indiscriminados, así como para conocer la pureza de una especie y subespecies.

En este sentido, se refirió al orangután “Toto”, que es un ejemplar híbrido, pues se trata de una cruza entre un orangután de Sumatra y una de Bordeo; “eso en vida libre nunca hubiera pasado”, resaltó.

Lewy Sánchez Aldana aclaró sin embargo que se aplica un plan de colección de animales para determinar las especies que se deben reproducir, el método y la forma en que se realizará el intercambio genético, toda vez que hay especies que derivan de la misma pareja original, independientemente del zoológico.

Refirió que en los zoológicos de la Ciudad de México, 30 por ciento de las especies mexicanas y extranjeras pueden reproducirse y son importantes para la conservación.

Entre las especies mexicanas con prioridad para su reproducción, indicó que está el teporingo, también llamado conejo de volcanes y que es una especie endémica amenazada por la cacería y destrucción de su hábitat, pues “depende mucho de un tipo de planta llamada zacatón y al extenderse las prácticas de ganadería y pastoreo, esos pastizales están amenazados”.

También, abundó, es prioritaria la reproducción de animales como el lobo mexicano, el águila real, el ajolote de Xochimilco, el murciélago de nariz larga, el cóndor de California, lo cual se ha logrado en la mauyoría de los casos gracias al clima de la capital mexicana.

Destacó que todos los zoológicos cuentan con una lista de animales excedentes y que ello les permite hacer intercambios con otros parques o países, lo cual es importante en materia genética.

Respecto al plan maestro integral para cada zoológico, indicó que la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México ha invertido en los últimos dos años más de 180 millones de pesos para la conservación de cuartos de noche para animales.

El plan maestro ha permitido rehabilitar áreas prioritarias para tener en mejores condiciones a los animales, conservar los recursos naturales, mejorar el sistema de filtración de cuerpos de agua, eficientar el uso de energía eléctrica con fotoceldas y dar mantenimiento al drenaje, subrayó.

Durante un recorrido por el área de almacén y cocina del zoológico de Chapultepec, Mario Maldonado, encargado del lugar, explicó que tienen clasificada toda la alimentación de los animales de acuerdo a las recomendaciones de los nutriólogos y veterinarios.

Es un espacio limpio y acondicionado con congeladores y refrigeradores donde se almacena la comida de los animales en las porciones adecuadas y totalmente comestibles para el humano; los productos cárnicos y pescado se mantienen en congeladores para su preservación, mientras que en bodegas se guardan cada mes unas 500 pacas de alfalfa achicalada, así como costales de alimentos, comentó.

Tras resaltar que todos los animales llevan una dieta especial y diferente para cada especie, dijo que los alimentos balanceados pueden almacenarse por mucho tiempo, pues se reciben dos o tres veces al año, en tanto que los perecederos llegan dos veces por semana; entre 160 kilogramos de carne, 220 de pollo, 15 kilos de ratas y 15 kilos de ratón cada tercer día.

Al respecto, Claudia Lewy aclaró que cada dieta es de acuerdo a la especie y peso del animal, dado que al zorrillo por ejemplo, se le alimenta con manzana y papaya, y al mono japonés con plátano, manzana, papaya, naranja, sandia, apio, jitomate, pan integral, arroz y cacahuate.

Al visitar el Hospital General “Manuel Cabrera Valtierra”, ubicado al interior del zoológico, destacó que el inmueble fue rehabilitado en pisos y paredes con material antibacterial, y fue adecuado con equipo nuevo para el traslado de animales, en las áreas de pediatría, rayos X, farmacia y del sistema eléctrico, entre otros.