Zonas arqueológicas poco conocidas que te van a encantar

Zonas arqueológicas poco conocidas que te van a encantar

Más allá de Monte Albán, Teotihuacán o Chichén Itzá, te contamos de zonas arqueológicas poco conocidas que te enamorarán

México es un museo vivo en toda la extensión de la palabra. Nuestro país cuenta con todos los ecosistemas y climas que te puedas imaginar. El pasado persiste en vestigios que te llevan a distintas épocas y situaciones históricas a través de la arquitectura y la arqueología. Para conocer nuestras tierras debes darle unos días a las zonas arqueológicas donde vivieron nuestros antepasados.

Si bien Chichén Itzá, Teotihuacán, Tajín y Monte Albán son visitadas por miles de turistas en el año, hay otros puntos de interés que merecen unas horas para conocerlas. Cabe destacar que todos los estados de la República cuentan con al menos una zona arqueológica, por lo que las opciones son variadas dependiendo dónde te encuentres.

La Quemada
Zacatecas es un estado rico en tradiciones, costumbres, maravillas naturales y zonas arqueológicas como pocos sitios en el mundo. En el Valle de Malpaso se encuentra La Quemada, una zona que tuvo su apogeo entre el 600 al 850 d.C. y que se encuentra a poco más de 50 kilómetros de la capital zacatecana. Aunque hay varios arqueólogos e historiadores que la intentaron correlacionar con diversas culturas, no se sabe con exactitud mucho de su pasado. Se cuenta que aquí pudo ser el legendario Chicomoztoc, el lugar que le dio origen a «Las siete tribus nahuatlacas», aunque no hay datos certeros y exactos. Las columnas y construcciones son un verdadero deleite visual.

Teotenango
Su nombre proviene de dos vocablos del náhuatl que se podrían traducir como “En el lugar de la muralla sagrada o divina”. La historia marca que aquí fue el sitio donde se asentaron los primeros grupos habitaron el valle de Toluca y las cercanías de Teotenango. Aunque no se conoce mucho de su pasado, los historiadores denominaron a sus pobladores como los teotenancas, quienes fueron los fundadores, aunque tiempo después los mexicas construyeron la última etapa del complejo. La zona se conforma de varias estructuras, monolitos, lugar para realizar el juego de pelota, temazcales y la famosa Plaza del Jaguar, punto de acceso al lugar ceremonial.

Las Ranas
Querétaro es reconocida por su pasión en la vitivinicultura, pero poco se habla de sus zonas arqueológicas. Las Ranas se encuentra ubicada en la Sierra Gorda del estado y su privilegiada ubicación le permitía a su población controlar los accesos a distintos puntos. Su economía se basaba principalmente en la minería y la explotación de las tierras, por lo que también se practicaba la agricultura. Adéntrate en los misterios que resguarda este complejo arqueológico ubicado a pocos minutos del pueblo de Tequisquiapan.

Cañada de la Virgen
A pocos minutos de San Miguel de Allende se encuentra esta zona arqueológica que basó su economía en la obsidiana. Estudios dicen que los grupos otomíes-hñahñu fueron los primeros en establecerse en la región y su época de mayor esplendor ocurrió entre el 640 y 900 d.C. Aquí hay cinco complejos arquitectónicos, siendo el más importante La Casa de los Trece Cielos y La Casa de la Noche más larga. ¡Una excelente opción para ir antes de llegar al bohemio San Miguel de Allende!

Seguro alguna de estas cuatro opciones te dejará encantado, no dejes de lado la riqueza cultural de nuestro país y adéntrate en los vestigios del México prehispánico.

Principal Turismo