¿Y si Cerati hubiera despertado?

CDMX a 4 de Septiembre de 2017.- Lago en el cielo fue el último tema que interpretó Gustavo Cerati en aquel inolvidable concierto del 2010 en Caracas, Venezuela. Después de su presentación, el exvocalista de Soda Stereo se desmayó en su camerino, para después ser llevado al hospital por una afección de la cual jamás se levantaría.

Hoy 4 de septiembre se cumple su tercer aniversario luctuoso, después de permanecer cuatro años en coma, el ídolo dejó un vacío en sus fans, quienes hasta la fecha se preguntan si era posible que el músico se levantara y superara esa enfermedad.

Para saber con exactitud en qué consiste un accidente cerebrovascular (ACV), UNAM Global entrevistó a Luis Bernardo Tovar y Romo, investigador del Instituto de Fisiología Celular y especialista en el tema.

De acuerdo con el entrevistado, un ACV es muy común y se trata de la segunda causa de muerte a nivel mundial y en México no se queda atrás. De hecho, cada año se dan 15 millones de casos y de estos la tercera parte fallece.

El infarto cerebral isquémico, como el que afectó a Cerati, se genera por una obstrucción de flujo sanguíneo en el cerebro, y en consecuencia, no llega un suplemento de nutrientes –oxígeno y glucosa— necesario para que las neuronas puedan llevar a cabo su función.

Cuando se da este bloqueo, la parte del cerebro que no recibió los nutrientes se muere inmediatamente y se produce una expansión del daño en el área afectada, llamada zona de penumbra. Esta parte jamás se vuelve a regenerar. De hecho, el corazón y el cerebro son los dos únicos órganos del cuerpo que jamás vuelven a renovarse, destacó Tovar y Romo.

Se dice que Cerati sufrió este accidente debido a su hábito de fumador y el tipo de vida que llevaba. A juzgar de Tovar y Romo, las causas de esta enfermedad son múltiples, no existe una serie de causas definidas, pero hay factores de riesgo como son la hipertensión, el tabaquismo, mala nutrición, una vida sedentaria y hasta podría haber factores genéticos, pero no se tienen bien establecidos.

Síntomas

En el momento de ocurrir el infarto, los síntomas son muy claros, la persona puede tener dolor de cabeza, cierta debilidad, se les paraliza la mitad del rostro, no pueden mover bien los miembros, y al hablar arrastran las palabras o hablan como borrachos, explicó el investigador.

Algunas crónicas periodísticas narran que durante el concierto, Cerati se tomó la nuca como en señal de dolor. Además, su amigo de toda la vida y sonidista de la banda, Adrian Taverna, narró en entrevista que después del concierto tomaron la foto grupal tradicional, donde el ex vocalista de Soda Stereo se veía pálido y no pudo contestar a la pregunta de si se sentía bien.

Después de la fotografía, Gustavo se dirigió a su camerino, más tarde fueron a buscarlo y lo encontraron desmayado. Sus compañeros pensaron que tenía una descompensación y todavía tardaron una hora en llevarlo al hospital, porque esperaron que toda la gente se fuera para no causar alarma.

En ese contexto, el especialista explicó que cuando se da un accidente de este tipo el tiempo es vital para la persona, y debe acudir inmediatamente al nosocomio para una intervención y que las consecuencias no sean tan graves.

Una vez que esta enfermedad afecta al individuo, siempre habrá secuelas, y pueden ser desde no poder mover bien los miembros, arrastrar las palabras al hablar, y en casos más graves, quedar en silla de ruedas, ciegos o sufrir de hemiplejía (parálisis de un lado del cuerpo).

En el coma ¿se está consciente?

Durante el coma, Gustavo Cerati tuvo algunas reacciones. De hecho, algunas notas periodísticas narran que movió la cabeza al escuchar su música y que en sus últimos días apretaba la mano de su mamá cuando ella lo tomaba.

A juicio de Tovar y Romo, es difícil determinar el grado de conciencia en una persona que ha sufrido un infarto cerebral isquémico como el que afectó a la estrella de rock.

De hecho, añadió el especialista, depende mucho de la función del cerebro que haya sido dañada. Si las regiones de conciencia no fueron afectadas, probablemente sí reaccionaría a algunos estímulos familiares como sus canciones, la luz o sonidos. No obstante, estas respuestas pudieron ser sólo un auto-reflejo.

“Es difícil determinar su grado de conciencia, sería necesario una serie de estudios de imagenología y resonancias magnéticas funcionales”, precisó el experto.

¿Hubiera despertado?

Cerati sufrió el estado más grave de esta enfermedad, y en dado caso de levantarse, seguramente hubiera tenido consecuencias muy severas, como hemiplejía, afasia (incapacidad para hablar), y no hubiera podido regresar a una vida normal, cantar, tocar instrumentos o componer.

“Hubiera tenido una calidad de vida muy baja. Después de tanto tiempo de permanecer en coma, la recuperación sería prácticamente nula o con esas discapacidades. Era más probable que muriera como pasó a que se recuperara”, concluyó.