Xochimilco son chinampas, trajineras, museos, mercados de flores y plantas, parroquias, parques y bosques. Los canales de Xochimilco y el sistema tradicional de cultivo de chinampas son Patrimonio Cultural de la Humanidad. De sus diez embarcaderos salen más de 200 coloridas trajineras a recorrer los canales, cuyos trayectos llegan hasta las chinampas o la Isla de las Muñecas. Por el camino, el visitante podrá comer, festejar con la familia o con amigos, cantar con un mariachi o simplemente dedicarse a disfrutar del bello paisaje. Pocas cosas hay en la Ciudad de México tan tradicionales como ésta.

Comprar flores es parte de la experiencia de Xochimilco, al igual que visitar el centro del pueblo, con su magnífica parroquia franciscana de San Bernardino de Siena, o el colorido mercado tradicional.

Los aficionados al arte tienen una cita obligada en el Museo Dolores Olmedo Patiño, mecenas de pintores como Diego Rivera y Frida Kahlo, y un personaje clave de la vida cultural de México en los últimos 50 años.
En el Bosque de Nativitas podrás disfrutar del viento en una palapa y pasear a caballo. Para deleitarte con la naturaleza y aprender sobre la conservación, ve al Bosque de San Luis Tlalxialtemalco, el Parque Ecológico Xochimilco y el Centro Ecoturístico Chinampero Michmani.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *