Vive la Semana Santa Tarahumara

En toda la zona de las barrancas, en iglesias dispersas en 35 mil kilómetros cuadrados, se vive una singular expresión religiosa llena de color y seriedad, producto de un sincretismo religioso único en el mundo. Las celebraciones de Semana Santa en el mundo tarahumara son el resultado de las enseñanzas de los pasajes evangélicos por parte de los misioneros españoles y la espiritualidad rarámuri.

APRENDE UNA FORMA DIFERENTE DE RELACIÓN CON DIOS
Admira las coloridas festividades que honran y agradecen la certeza de la relación de los tarahumaras con Dios y que, además,  no representan la muerte y resurrección de Jesucristo, si no la eterna lucha entre el bien y el malo nolirúache, que significa estar dando de vueltas.
Escucha los solemnes tambores que el Miércoles Santo convocan a iniciar la celebración cuando miles de tarahumaras bajan de la sierra o suben de las barrancas y encienden fogatas en lo alto de los cerros. Admira el colorido de los cuerpos lleno del simbolismo que identifica esta celebración.
La fiesta termina el sábado con la quema del Judas, que representa al chabochi, o sea, el hombre blanco, que para ellos encarna la maldad y los destruye, y por eso hay que quemarlo.

VIVE ESTAS CELEBRACIONES DE FORMA MUY RESPETUOSA

Déjate impactar por el silencio y sus complejas celebraciones místico-religiosas conformadas por danzas, ofrendas y tesgüinadas.
Participa en sus procesiones y bailes.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario