Magdalena de Kino bajo un azul eterno

En medio de un clima casi desierto, entre los verdes cactus encontrarás el bello Pueblo Mágico, Magdalena, bajo su cielo siempre azul y su viento que hace bailar las blancas nubes podrás pasear por el desierto y apreciar el atardecer entre cardones gigantes. De noche se reviste de gala con estrellas que brillan intensamente sobre un cielo que parece terciopelo. Son el techo del templo de la Plaza Monumental dónde se encuentra la cripta del Padre Eusebio Francisco Kino quien le dio nombre a este maravilloso poblado. Cada uno de sus monumentos fue levantado por la fe de los misioneros y enriquecidos a lo largo de siglos por la voluntad y el talento de sus habitantes.

Cada año Magdalena se llena de color por la celebración de San Francisco Javier, y podrás ser testigo de las distintas danzas regionales de los grupos étnicos del norte del país.

Busca los tesoros que habitan en Magdalena de Kino, riqueza producida por la magia que se generó cuando la Compañía de Jesús llegó al territorio del dios Lʼitoi, hermano mayor de los antiguos pobladores de estas tierras. Déjate transportar en el tiempo por los templos y monumentos que dominan las calles del pueblo virreinal.

Para empezar dirígete hacia el centro histórico y explora la Plaza Monumental. Disfruta del tranquilo murmullo de la fuente mientras paseas por la explanada decorada con bellos jardines. Visita la cripta del padre Kino y admira el mural que narra historias de su trabajo desde el techo que cubre la tumba.

Continúa por las calles que rodean la plaza cuyos arcos ofrecen sombra a los paseantes. Contempla las casas novohispanas donde encontrarás tiendas que ofrecen artículos religiosos, artesanías y otras maravillas regionales.

VISITA SUS TEMPLOS
Encamínate al Templo de santa María Magdalena, corazón del pueblo. Este santuario se aloja en lo que fue la misión que dio nombre a la ciudad y aún es un activo centro religioso anfitrión de las fiestas locales. No te pierdas de la Capilla de San Francisco Javier. Entre sus muros vive un santo milagroso que, algunos aseguran, sólo podrás levantar si tienes fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *