Desde el momento que pisas el malecón de Rosarito puedes sentir la suave brisa del mar al tiempo que el sonido del suave oleaje te embarca a un mundo sin estrés; se acompasa con el sonido de las gaviotas al volar que te libera para disfrutar del surf, el buceo, las caminatas o apasionarte por su vida nocturna.

Imagina tenderte en sus playas mientras los rayos de sol broncean tersamente tu piel y a lo lejos ves a las ballenas migrando hacía aguas cálidas. Salir de un relajante masaje en alguno de sus spas, para después disfrutar de una enorme langosta son sólo esbozos de Rosarito.

 

A sólo treinta y dos kilómetros de la frontera con Estados Unidos, en las costas del Pacífico, este pequeño pueblo mexicano es el lugar preferido de retirados norteamericanos, estudiantes y buscadores de diversión de sol y playa con mucho ambiente. Eventos culturales y deportivos todo el año rodeados de grandes acantilados, extenso y bello litoral, hoteles modernos y deliciosa comida.

DISFRUTA LA FIESTA DE ROSARITO

Convive con visitantes y locales en las divertidas playas de Rosarito en donde se encuentran las discotecas más populares. Tómate unas cervezas en el famoso Papas & Beer mientras escuchas las olas y la música de fondo.

VIVE LOS DEPORTES EXTREMOS INTENSAMENTE

Surfea de Punta Descanso Punta Mezquite, pasea en moto, kayak, jet ski o vuela en ultraligero. Haz pesca deportiva, bicicleta de montaña, monta un vehículo cuatro por cuatro y cruza arenales, o acude a las tradicionales regatas de veleros entre los azules del Mar de Cortés.

DISFRUTA DE COMIDA INIGUALABLE PARA TODOS LOS GUSTOS

Saborea la famosa langosta Puerto Nuevo, los frescos mariscos de la baja, la comida china, francesa o italiana y la tradicional cocina mexicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *