En Chignahuapan encontrarás la belleza que habita en la selva que parece extraída de un libro de aventuras: una cortina de niebla se abre lentamente con la luz del alba para dar paso a las laderas inclinadas, los árboles frutales y cafetales, y deja a la vista las hermosas cascadas y la laguna en el centro, los ríos y los pozos termales en derredor.

Las fachadas de las casas, el quiosco de la plaza principal y las esferas que se fabrican poseen siempre tonos vivos.

Como si eso no fuese suficiente, en este Pueblo Mágico encontrarás baños termales y un manantial de aguas sulfurosas que aseguran tiene propiedades curativas.

ADÉNTRATE EN ESTE PUEBLO MÁGICO
Haz un recorrido por sus calles y llega al centro. Camina por la plaza de armas y encuéntrate con el kiosco de estilo mudéjar, único en su tipo, construido sobre una fuente y decorado con múltiples colores.

VISITA SUS TEMPLOS
Conoce el Santuario de la Inmaculada Concepción que alberga una escultura monumental de la Virgen María de más de 12 metros de altura y la Parroquia de Santiago Apóstol, de arquitectura franciscana, que data del siglo XVI.

CONOCE UNA FÁBRICA DE ESFERAS DE VIDRIO SOPLADO
Visita uno de los más de trescientos talleres y fábricas productoras de esferas que se asoman entre las calles. Asómbrate al ver el trabajo de artesanos figureros y decoradores dándole vida al vidrio soplado. Las más de setenta millones de esferas que se producen aquí se venden al interior del país, pero también se exportan a países lejanos.

CONOCE SUS ARTESANÍAS
Chignahuapan produce loza de barro rojo, ollas, cazuelas y macetas, ademas de  tejidos de lana, cobijas, capas y otras piezas de vestir. No dejes de probar sus deliciosos dulces artesanales y licores de fruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *