Atlixco comparte su paisaje con el volcán Popocatépetl

Este pueblo comparte su paisaje con el volcán Popocatépetl. No importa si se está en una terraza o en la punta del Cerro de San Miguel, el gigante siempre aparece a lo lejos con su nube de humo, y su presencia acompaña el vaivén de los días en este rincón poblano. Este pequeño y acogedor pueblito presume de tener el mejor clima del país, hay árboles frutales, plantas y muchísimas flores por donde mires.
Los atlixquenses viven del comercio de esos regalos de la tierra, además tienen la costumbre de celebrar con floridos tapetes sus mayores fiestas y podrás apreciar las danzas tradicionales de los quetzales y los hombres pájaro. Durante tu visita no dejes de conocer el zócalo, una plaza de estilo arabesco que alberga el Ex convento del Carmen, que data del siglo XVI.
A las faldas del volcán Popocatépetl encontrarás Atlixco palabra náhuatl que significa agua en el valle.
Descubre bajo el cielo azul del valle y los paisajes montañosos porqué los más de cien mil habitantes de Atlixco, Pueblo Mágico, sostienen que viven en el lugar con el mejor clima del mundo y le llaman a su terruño la ciudad de las flores.
HAZ UN RECORRIDO POR EL CENTRO
Camina a lo largo de sus calles adornadas con hermosos edificios, hasta llegar a su centro histórico y disfruta ahí del zócalo de estilo arabesco en donde vas a encontrar el Ex Convento del Carmen fundado por las carmelitas en el siglo XVI. Conoce la Iglesia de la Merced, la Capilla de la Tercera Orden con su majestuoso retablo barroco además del templo y Convento de Santa Clara.
DELÉITATE CON LO HECHO A MANO
Adéntrate a uno de sus mercados, como el de Benito Juárez. Sigue caminando por sus múltiples callecitas y encontrarás diversas tiendas con artesanías, como artículos de barro natural o camisas bordadas y velas. También encontrarás ricos dulces típicos como la jeripa, hecha de harina de arroz, leche y yemas para probar al instante.
Para finalizar tu tarde, siéntate a disfrutar de una muy buena comida en uno de sus restaurantes con sus grandes terrazas y disfruta de una tradicional cecina de Atlixco con sus tortillas hechas a mano y una deliciosa nieve.
La tierra fértil de las faldas del volcán Popocatépetl y el suave clima de Atlixco han convertido esta región en una de las principales productoras de plantas del país.

Déjate guiar por tus sentidos y conoce la gran cantidad de viveros que hay en la ciudad. Visita la zona de la Colonia Cabrera y recorre las parcelas. Enamórate de los olores de las flores y los verdes vibrantes. En verano y otoño se realizan grandes eventos de exposición y venta de plantas y flores.

A medio día lánzate a una de las múltiples granjas piscícolas como San Baltazar Atlimeyaya y Xoulin, una de las más importantes. Pesca una trucha dorada mientras sigues disfrutando de las flores. Pide a tus anfitriones que te cocinen la pesca del día como más te guste: almendrada, al vapor o a los tres quesos.

Disfruta de la música, cómodo y en buena compañía, mientras te deleitas con este delicioso manjar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *